En buenos y malos tiempos, la comunicación es la clave

Por: Lorena Castro Jaén

El clima laboral es la expresión de una percepción compartida, una sumatoria de conductas y formas variadas de manifestar lo que los colaboradores perciben del ambiente de trabajo.

Sin embargo, en muchas ocasiones tales percepciones pueden verse influenciadas por la falta de comunicación y alimentarse del imaginario que no siempre se fundamenta en la verdad. En otras palabras, los espacios vacíos que generan los temas no abordados con claridad, resultan ser el semillero para interpretaciones infundadas.

Si a lo antes señalado le agregamos la habilidad que tienen algunos colaboradores para influir en la interpretación que otros dan de determinadas situaciones, no tardará en manifestarse un clima contaminado que enrarece las relaciones interpersonales y compromete, por ende, la eficiencia. De allí la importancia de comunicar oportunamente y lo más claro posible aquellas circunstancias que pueden preocupar tanto a la gerencia como a los colaboradores.

En buenos y en malos tiempos

La comunicación como premisa, cabe tanto en los buenos como en los tiempos de dificultad o grandes desafíos. Ciertamente, en los tiempos de éxitos y logros todo estará visible y su percepción será clara para todos los integrantes de la organización, sin embargo, siempre será conveniente, resaltar que tales logros han sido posible gracias a un pensamiento estratégico que pudo contar con un equipo comprometido. Ello es necesario por su impacto en el nivel de motivación y por lo justo de reconocer el esfuerzo de todos.

En los tiempos de dificultades o desafíos en que las empresas se repiensan y requieren tomar decisiones distintas a las habituales, igualmente el clima será un termómetro de la comunicación. Si en tales circunstancias esta es ineficiente, las consecuencias no tardarán en hacerse sentir por las conjeturas que asaltará las mentes de los trabajadores incrementando el nivel de estrés ante la incertidumbre. Por tanto, sea cual fueren las situaciones que se deben afrontar, alinear los esfuerzos y acudir al compromiso mediante una clara y sincera comunicación serán los dos factores claves para fusionar los saberes y las habilidades de todos los que hacen vida en una organización.

¡Hasta un próximo encuentro!

________________

Lorena Castro Jaén es facilitadora y consultora en el área de recursos humanos y gerencia.

Twitter e Instagram: @gerenciaenpositivo

Compartir