El vocero no oficial

Por: Lorena Castro Jaén

En ocasiones, el descontento que puedan sentir los colaboradores hacia distintos aspectos, no se manifiesta abiertamente, sino que se solapa de distintas formas enrareciendo en ocasiones el clima de trabajo. Entre las razones que pueden ocasionar tal descontento están las salariales, falta de equidad en el volumen de trabajo, poco o nulo reconocimiento, liderazgos autocráticos entre otros.

De lo anterior, se origina en aquellos colaboradores que no buscan comunicar abiertamente lo que perciben, actitudes hostiles, resistencia al trabajo en equipo, escaza comunicación y con ello un bajo rendimiento. Sin embargo, suele surgir un colaborador que toma la palabra para expresar de alguna manera el sentir de otros a quienes cree representar. Esta vocería no oficial, que surge espontáneamente, esconde tras de sí, algunos aspectos que, de no ser atendidos oportunamente, pueden traducirse en liderazgos emergentes que den fuerza a situaciones de conflicto.

La importancia de la observación y la escucha activa

La falta de conexión con los miembros de equipo es una de las fallas en las que incurren los liderazgos. Bien porque sus ocupaciones y responsabilidades les mantienen ajenos a lo antes señalado, o bien porque desestimen los pequeños avisos que como bombillos tenues se van encendiendo, las consecuencias no se harán esperar y terminarán de mostrarse cuando el conflicto sea inevitable.

En ese escenario, el vocero no oficial que expresa en plural alguna queja, debe ser atendido con prontitud porque sin duda, llevará al resto de sus compañeros el resultado del intercambio que pudiera haber tenido con el supervisor inmediato.

Lamentablemente, los líderes desestiman estas voces y peor aún, se limitan a descalificarlo tildándolos de conflictivos, poco colaboradores, o malos trabajadores. El resultado de ello no tardará en manifestarse en un descontento incrementado que se sentirá representado en el vocero no oficial. Importa destacar que tal reconocimiento por parte de sus pares, hará crecer en este, actitudes no siempre ganadas al diálogo y el consenso.

¡Hasta un próximo encuentro!

__________________

Lorena Castro Jaén es facilitadora y consultora en el área de recursos humanos y gerencia.

Twitter e Instagram: @gerenciaenpositivo

Compartir