¿Y si lo vemos diferente?

Por: Verónika Zanoni

Hay un refrán muy antiguo que dice: “Todo depende del cristal con que se mire”; apela a algo sobre lo cual cada vez tenemos más conciencia y es que nuestros puntos de vista sobre algún hecho, definen esa realidad; que depende de cómo sea percibida generará una extensión a futuras posibilidades.

Pongámoslo en letras positivas y sencillas: si un hecho lo vemos desde su perspectiva más favorable, nos sentiremos mejor y eso nos permitirá crear y percibir otras experiencias desde un mejor espacio interior. Lo que nos da el poder de moldear y co-crear la realidad.

¿Y qué tal si hiciéramos esto en conjunto? ¿Imagina que pudieras junto a tu grupo familiar, de trabajo, de vecinos modificar la percepción de este momento, por muy duro que parezca?

¿Qué tal si en lugar de sentirnos angustiados por lo que nos falta o no podemos hacer, nos alegramos por lo que sí es posible y que hasta ahora estaba restringido? Por fin tenemos tiempo para descansar, jugar, conversar, estar en casa compartiendo en familia, para retomar aficiones, para hacer nada y no sentirnos culpables.

Esta pausa en nuestras vidas puede ser sanadora, tanto en lo personal como en lo colectivo, así como lo está siendo para nuestra Madre Tierra. Tal vez sea esta la manera más sutil y necesaria para la recuperación del planeta que avanzaba hacia un punto de no retorno de no podernos habitar más. ¿Y qué tal si esta pandemia nos está protegiendo de algo peor?

Aprovecha este momento, que también va a pasar y tal vez más adelante extrañemos las posibilidades que tuvimos y que hoy no sabemos apreciar.
De esto vamos a salir y dependerá de las actitudes individuales de cada uno los que conformamos la humanidad el cuándo y el cómo.

Quédate en casa y disfruta de este tiempo con los tuyos.

Compartir