Valorar es una decisión

Por: María Andreina Varela M.
Hay una verdad absoluta y es que todos los seres humanos en algún momento somos inconformes.
Cuando leo la palabra “inconformidad”, me voy al recuerdo de mi adolescencia, ese tiempo donde todo me parecía injusto, no me gustaba nada, no quería vivir con mis padres, me la llevaba mal con mi hermana, quería que las cosas fueran diferentes, me quejaba del tiempo, del tráfico, del calor, de todo cuanto estaba pasando en mi vida y luchaba por cambiarlo.
Llegaron los 18 y tuve la oportunidad de vivir a 4 horas de distancia de mis padres. Entonces, allí sola, me empecé a quejar por no tener a nadie a mi lado. Fue en ese momento cuando me di cuenta de todo cuanto me quejaba, y por ello no valoré todo lo que en algún momento tuve. Entonces tomé la decisión de aprovechar el tiempo y valorar todo cuanto tenía, no conformándome sino buscando siempre estar mejor cada día, pero agradeciendo por cada detalle de mi vida.
Sigo valorando, ya no rechazo ninguna experiencia ni por el tiempo, ni por el clima, ni por nada del mundo. Cada momento, cada cosa, cada lugar, cada trabajo, cada parte de mi cuerpo, cada pieza de mi closet ¡ES PERFECTO!
Aprendí que las cosas se ven mejor si le damos el valor a las cosas y a los momentos que pertenecen a nuestra experiencia de vida.

 Hoy comienza de nuevo

A partir de hoy tienes la oportunidad de darle el valor a todo lo que te rodea, inclusive a todo lo que eres y tienes, sin considerar las condiciones. Simplemente toma la decisión y la determinación de destacar las cosas positivas de cada área de tu vida y ofrece un gesto que exprese VALOR. De ese modo podrás ver que te sentirás más positivo. Las personas que te rodean se permitirán también valorar lo que eres, por lo tanto las cosas en tu vida pueden mejorar.
RECUERDA: TODO DEPENDE DE LAS DECISIONES QUE TOMES CADA DÍA.
___________
María Andreina Varela M. es facilitadora de procesos y conferencista motivacional.
Instagram @mariandrevarela
Compartir