Valiosas piezas aqueménidas regresan a Irán tras ocho décadas en EEUU

Un total de 1783 tablillas de arcilla del Imperio Aqueménida, cuyas inscripciones revelan datos de la sociedad de la época, se exhiben ya en el Museo Nacional de Irán tras un largo y controvertido periplo de más de ocho décadas en Estados Unidos.

Estas piezas, halladas en 1932 en la famosa ciudad de Persépolis, capital del Imperio Aqueménida (550 a.C.-331 a.C.), fueron presentadas en una ceremonia oficial en dicho museo, dos días después de su esperada llegada desde la ciudad estadounidense de Chicago.

En la década de los treinta del siglo pasado, poco después de su descubrimiento, unas 30 000 tablillas fueron entregadas para su estudio y análisis a la Universidad de Chicago, que las debería haber devuelto a Irán al cabo de tres años.

Su recuperación ha sido, sin embargo, costosa. Una parte de las tablillas regresaron al país en la década de los cuarenta, un segundo envío se llevó a cabo en los setenta y el tercero se efectuó en la primera década del siglo XXI.

La cuarta entrega se acaba de realizar, tras una orden judicial en Chicago que descartó su uso para pagar indemnizaciones a víctimas de terrorismo, y consta de 1783 piezas, pero todavía quedan miles de ellas por devolver.

“Estos documentos son una de las más importantes fuentes de información de la sociedad de la época de los aqueménidas, desde los obreros hasta el propio rey y su corte”, explicó a Efe el director del Museo Nacional de Irán, Yabrail Nokande.

Su importancia “para todo el mundo” radica asimismo, según Nokande, en que las ruinas de Persépolis están registradas en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, incluidos sus edificios y bienes muebles.

Para dejar clara la titularidad iraní sobre las tablillas después de tantos años en EEUU, Nokande destacó que estas pertenecen al rey persa Dario I, presente en una estatua a su espalda.

Todavía permanecen en EEUU unas 17 000 tablillas, cuyo envío a Irán puede tardar años ya que su protección “es muy difícil”, según indicó el director del Instituto Oriental de la Universidad de Chicago, Christopher Woods.

Woods, presente en la ceremonia en la que se expusieron 110 de las piezas, informó en rueda de prensa de que el proceso de empaquetado es complicado y que solo para embalar las 1783 tablillas recién recuperadas por Irán se tardó unos seis meses.

Su Instituto apoyó la devolución a Irán de las tablillas, que quedaron incautadas después de que se presentara una querella ante los tribunales para que sirvieran como compensación para la víctimas de un atentado terrorista ocurrido en Jerusalén en 1997.

Cinco israelíes murieron al explotarse tres suicidas del movimiento palestino Hamás, pero Irán siempre negó cualquier implicación en estos hechos y exigió la devolución de las piezas, lo que un tribunal estadounidense aprobó en 2016.

Woods agradeció a Irán por haber prestado esas piezas a EEUU y señaló que el descubrimiento de estas tablillas en Persépolis fue “muy especial” ya que permiten conocer lo que sucedía en el período aqueménida.

En la misma línea, el ministro de Patrimonio Cultural de Irán, Ali Asgar Munesan, afirmó que las inscripciones de estas piezas sacan a la luz la civilización persa de hace 2500 años.

“Las rutas, los intercambios financieros y el registro del trabajo de los obreros en el Estado aqueménida” aparecen en las tablillas, lo que indica que no había esclavos en esa época, explicó Munesan.

La dinastía aqueménida fue fundada por Ciro II el Grande en el 550 a. C. y extendió su dominio por un amplio territorio hasta la conquista de Alejandro Magno (331 a. C.).

 

Fuente: EFE Noticias

Compartir