Vale la pena llorar

Por: María Andreina Varela M.

Nos han acostumbrado a callar nuestro llanto desde que estamos bebés, preguntándonos cosas como “¿por qué lloras?” y nosotros no sabemos decir que tenemos hambre, que nos duele algo, que nos fastidia la bulla, la luz, que queremos dormir, entonces como no sabemos responder, simplementen nos intentan callar con caricias, diciendo “no llores”, pero aun no satisfacen lo que necesitamos. ¿Cómo no vamos a llorar?

Ese pequeño detalle en nuestra niñez causa un problema para nosotros, pues no nos enseñan a expresar lo que sentimos y de paso nos callan antes de expresarlo. A los niños le dicen que los niños no lloran y a las niñas que aumentan el drama y la víctima, entonces de adultos nos convertimos en hombres buscando sexo por doquier para poder sentir libremente y mujeres dependientes emocionalmente.

Necesitamos de una sociedad saludable y familias permanentes en el tiempo y para ello el primer paso es permitirnos sentir. Llorar no es malo. Malo es reprimir emociones y creer que todo se soluciona tapando el sucio con tierra.

En mi adolescencia podía ser la mujer más alegre o la más dramática de todas, en los dos extremos estaba en una búsqueda desesperada de aprender a comunicar lo que sentía, pues en mi infancia me reprimían los miedos y las tristezas de manera absurda.

Ahora llegó el momento de hacerlo diferente. Hazte consciente de cuáles han sido las tristezas a las que les echaste tierra y simplemente permítete llorar cada una de ellas por un tiempo determinado, quizás 5 minutos o una hora, pero lo importante es que puedas sentir y drenar esa emoción para que luego no exijas que te den alegría para compensar esa tristeza de la que, la persona a la que le exiges, no tiene responsabilidad, sino que por el contrario la lloras y luego desde el adulto podrás buscar algo que despierte tu alegría, como una canción, un helado o un beso.

Las lágrimas son consideradas por algunos como una forma de “transpiración emocional”. Y así como cuando transpiras eliminas una gran cantidad de toxinas y sustancias nocivas para tu cuerpo, llorar cumple la misma función pero a nivel emocional.

En este sentido, llorar es una forma natural de reducir el estrés que, si no se elimina, tiene efectos negativos en el cuerpo, incluyendo el aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares y otros trastornos relacionados con el estrés.

Por amor a ti, a tu salud física y mental, no reprimas las emociones y llora.

___________________

María Andreina Varela M. es consultora en manejo de conflicto familiar y corporativo y conferencista motivacional.

Instagram @mariandrevarela

Contacto +50763067138

Compartir