Un invento puede hacer que los coches eléctricos sean más baratos y autónomos

¿Cuál son las grandes pegas de los coches eléctricos en 2018? La lista de “peros” podría empezar perfectamente por su precio y por su autonomía. Suelen ser automóviles más caros que los que funcionan con combustibles de origen fósil y en carretera duran menos que ellos, a menos que se conduzcan a una velocidad muy moderada. Pero estos dos problemas se van a acabar gracias a una empresa llamada Sila Nanotechnologies.

Esta startup, con sede en la ciudad de Alameda (California, Estados Unidos) está trabajando en un nuevo tipo de material que promete disparar las capacidades de las baterías de ion litio actuales. En concreto, hasta un 40% más, lo que en la práctica supondría igual aumento de la autonomía en los coches eléctricos.

Hasta hace un mes, Sila Nanotechnologies trabajaba en la sombra sin publicitar los avances que salían de sus laboratorios. Pero un acuerdo firmado con BMW para dotar de esta revolucionaria tecnología a los vehículos de la marca hizo que el secreto dejara de serlo.

El CEO de Sila Nanotechnologies es Gene Berdichevsky, el que fuera empleado número 7 de Tesla. Y su gran invento es un sistema que permite aumentar la capacidad de cada célula de la batería, para que pueda absorber más energía.

Este avance no solo puede servir para que los coches tarden más en recargar. También para que los teléfonos multipliquen la autonomía, las cámaras sigan haciendo fotos durante más tiempo y, en general, que cualquier aparato dure más tiempo.

El invento de Sila Nanotechnologies es un material compuesto de silicio que es más resistente y es capaz de albergar más iones de litio -los componentes que se cargan- que los materiales actuales. Además, no se deforma con el uso continuado, así que tiene una duración mayor.

¿Cuándo veremos los coches de BMW dotados de este avance? Todavía hay que ser pacientes. La web Technology Review especula conque los altos estándares de seguridad y calidad con los que trabaja la industria del automóvil no permitirán que el nuevo sistema esté en las calles antes de 2023.

Pero cinco años es muchísimo tiempo para una industria tan cambiante como la de los automóviles. Así que la startup espera presentar un producto que cumpla con la legislación mucho más pronto, incluso en un año.

Sila Nanotechnologies no es la única compañía dedicada a la mejora de las baterías. Otras como Enovix y Enevate están trabajando en los mismos materiales a base de silicio para conseguirlo. Otras como Ionic Materials han recibido una inversión de 65 millones por parte de Samsung. Está claro que quien sea la primera en desarrollar una batería más duradera y estable se llevará como premio una lluvia de miles de millones. Porque, ¿quién no querría tener un coche eléctrico que durara 1.000 kilómetros sin necesidad de ser enchufado?

 

Fuente: es-us.finanzas.yahoo.com

Compartir