UAE: A la diversidad y solidaridad abran la muralla

Por: Aida Montenegro-Loughran

Las murallas, como símbolo de división, son una constante histórica. Sin embargo, también, hay murallas que llaman a la unión, que necesitan de “todas las manos”, como la del poema de Nicolas Guillen, famoso por el grupo chileno Quilapayún, Ana y Víctor Manuel, en el que se hace alusión a una muralla que se cierre al mal y que se abra al bien con la participación de todos.

Porque con esta participación de todos es que las sociedades avanzan y dejan abiertas ‘’sus murallas’’ a la innovación, a la diversidad y a la convivencia pacifica entre todos sus miembros.

En estas últimas semanas se han registrado cambios importantes en grandes “murallas” en nuestro medio.

A LOS SOÑADORES ABRAN LA MURALLA

Así nuestra ciudad anfitriona y lugar de residencia: ha abierto” sus puertas “para que todas las personas hagan realidad sus sueños” con unas nuevas reformas a las leyes que permitirán a un grupo más diverso obtener visado de trabajo para los Emiratos Arabes Unidos.

Las nuevas reformas permiten que las personas en las situaciones familiares relacionadas con divorcios, bienes compartidos y herencias hagan sus trámites legales de acuerdo con las leyes del lugar donde son originarios los litigantes.

Además de permitir que parejas sin parentesco familiar o estar legalmente vinculados compartan viviendas. Otra reforma a la legislación es la despenalización del consumo de alcohol y al suicidio/o intento.

Entre otras muchas otras legislaciones que mejoran la calidad de vida de todos los residentes y comprueban una vez más los avances logrados en esta área por sus gobernantes.

“AL DIENTE DE LA SERPIENTE “

También se ha cerrado la muralla para la reelección del actual presidente estadounidense, quien es su momento fue un gran propulsor de las murallas.

Feliz viernes y recuerden para derribar la última gran muralla de la justicia sometida a los poderes fácticos, que se origina, se predestina y se determina por el color: de las razas, dinero, la miseria, la opulencia, el hambre, son necesarias todas las manos, para levantar obstáculos a esta violencia y desigualdad, manos que abran puertas y ventanas al sol y al diferente. A la diversidad y solidaridad, abran la muralla.

 

Compartir