Termina con el teléfono y vuelve con tus relaciones

Por: María Andreina Varela

En la actualidad existen diferentes formas de comunicación y con el avance de la tecnología se han facilitado las vías de comunicación entre personas, tomando en cuenta que, sin importar el lugar ni la distancia, se puede estar en constante comunicación, y un ejemplo claro es el de la telefonía móvil. Pero esto ha traído sus desventajas también. El móvil puede causar una fobia poco conocida y muy común en la actual generación.

La “Nomofobia”

Está fobia o adicción por el teléfono celular hace que relaciones se acaben, que se retrasen las metas y que haya poca productividad.

Los jóvenes universitarios son ejemplo de dependencia de la telefonía celular, tomando en cuenta que centran su atención en el uso de su móvil, haciendo de este modo que se vean afectadas sus relaciones en el entorno social y académico.

Por eso es importante que identifiques qué tan tóxica es tu relación con el teléfono.

-Si te llegan más mensajes y fotos referente a sexo, peleas o “chistes”, donde ofenden a otras personas, más que los mensajes que te llegan de crecimiento personal, espiritual y profesional, entonces #tuteléfonoestóxico.

-Si envías mensajes, fotos o audios, que parecen “normal”, pero sabes que en el tiempo puede convertirse en una tentación, entonces #tutelefonoestoxico.

-Si primero vez el celular, antes de dar gracias, estirar tu cuerpo y tomar agua cuando despiertas, entonces #tutelefonoestoxico

-Si tomas el teléfono mínimo una vez por hora, sólo para ver fotos de perfil del WhatsApp o estados, entonces #tutelefonoestoxico

El teléfono se ha convertido en nuestro acompañante fiel, pero puede ser de esas relaciones traicioneras.

Es mejor que le pongas punto final a esa relación tóxica y seas más consciente del uso de tu móvil y así podrás tener una comunicación más efectiva con las personas que te rodean. Ahora bien, debes saber que eso es cuestión de práctica y decisión diaria.

No te dejes ENGAÑAR.

Engañarte a ti con que “no puedes” te llevará a perder momentos especiales frente a quienes te rodean.

Te diré como uso mi teléfono:

-Vendo mis productos como terapeuta.
-Le escribo a mi novio.
-Me hablo con mis papas.
-Tengo el despertador.
-Uso mi Instagram solo para publicar o buscar información específica.
-Uso tiempos específicos (diez minutos) para responder o escribirle a alguien.
-Voy anotando con quien me debo comunicar y lo hago en ese bloque de tiempo todo.

Soy bastante radical con mi teléfono porque ya me he hecho mucho daño y he causado daño.

¿Y tú? ¿Decides dejarte controlar por un equipo o quieres tener la convicción de ser una persona integra y decidida en tus relaciones (sobre todo en tu relación con el teléfono)?

Por un mundo sin nomofobia.

____________

María Andreina Varela es licenciada en Comunicación Social y facilitadora de procesos familiares.
Consulta privada
Instagram @mariandrevarela
Contacto directo 63067138
Compartir