Startup alemana ayuda a los ancianos a no sentirse solos

Kuchentratsch, una empresa con sede en Munich, realiza una labor que puede parecer simple pero que cambia vidas: esta startup alemana emplea jubilados para hornear tartas tradicionales.

Pero la empresa no es solo una panadería que ofrece productos de alta calidad, sino una instalación social donde las personas mayores pueden ganar algo de dinero y sentirse útiles mientras comparten y cocinan con otros.

“Empecé preguntándome a mí misma, ‘¿Dónde puedes conseguir un buen pedazo de torta en esta ciudad?’ Pero me di cuenta que siempre obtuve el mejor pastel en mi propia abuela”, dijo Katharina Mayer, fundadora de la startup, al periódico TheLocal.de.

Y así es como se le ocurrió la idea de comenzar su propio negocio.

Las tortas vienen acompañadas por una foto del pastelero que la hizo. Foto: Twitter/CurlyPeter

Las tortas vienen acompañadas por una foto del pastelero que la hizo. Foto: Twitter/CurlyPeter

Un negocio con enfoque social y solidario

El objetivo principal de su empresa, explicó la joven, es “darles a las personas mayores un lugar adonde puedan hacer contactos y conocer gente nueva” pero que también ganen dinero siendo útiles.

La joven aseguró que es importante para ella “hacer algo positivo para la sociedad”. Los clientes de la panadería disfrutan de pasteles deliciosos y recién horneados, pero sobre todo, hechos con amor, explicó Mayer.

El proyecto ha sido financiado a través de crowdfunding, préstamos convertibles y el premio fundador de Munich, que ganaron en 2015.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir