SpaceX abrió las puertas del espacio a los civiles con un histórico lanzamiento

La «histórica» misión Inspiration4 de la compañía privada estadounidense SpaceX, que puso el pasado miércoles por primera vez en el espacio a cuatro civiles, allanó el camino espacial para aquellos que no son astronautas profesionales.

Una cápsula Dragon de la compañía de Elon Musk despegó con éxito desde Cabo Cañaveral (Florida) con la primera tripulación totalmente civil, compuesta de dos mujeres y dos hombres, para orbitar la Tierra durante tres días.

Sin astronautas de por medio, la «histórica» misión busca que en un futuro «el espacio sea más accesible para todos los que deseen ir», expresó Gwynne Shotwell, presidenta de SpaceX tras el hito espacial. Esta misión de personas comunes y corrientes, pero caritativas, pues todas se sumaron a la recaudación de fondos para un hospital infantil, partió el miércoles de Florida a las 20.02 (00.02 GMT del jueves) como estaba previsto.

Este paso histórico para los viajes espaciales privados da continuidad a varios meses de gran actividad de la agencia espacial estadounidense NASA gracias a los cohetes y las cápsulas reutilizables de SpaceX, que reducen los costos de las nuevas misiones comerciales, que comenzaron desde 2020. Pero esta vez los tripulantes son el multimillonario y piloto Jared Isaacman, el ingeniero aeronáutico Chris Sembroski, la asistente médica Hayley Arceneaux, quien es una superviviente de cáncer, y la científica y educadora Sian Proctor.

A diferencia de las misiones comerciales anteriores, que se han encargado especialmente de llevar astronautas y carga a las Estación Espacial Internacional (EEI, en inglés), esta nueva misión lleva a los civiles a una distancia de la Tierra superior a la de dicho laboratorio internacional de microgravedad.

Este recorrido es también superior a los viajes suborbitales que hicieron recientemente a una velocidad tres veces la del sonido los millonarios Richard Branson y Jeff Bezos, los líderes de la compañías espaciales Virgin y Blue Origin, respectivamente, que experimentaron la ingravidez por unos pocos minutos.

Isaacman, fundador de Shift4 Payments, pagó el vuelo del Dragon, donó dos de los pasajes al hospital y el cuarto pasaje fue para el empresario ganador de un concurso en el que también se recaudaron fondos para dicha institución sanitaria. Durante la transmisión previa al lanzamiento, Arceneaux, quien fue diagnosticada a los 10 años con cáncer de huesos y es la estadounidense más joven en ir al espacio, se mostró orgullosa de la misión.

SpaceX explicó que la tripulación llevará a cabo una investigación científica diseñada para promover la salud humana en la Tierra y durante futuros vuelos espaciales de larga duración. Por su parte Proctor, la otra mujer de la tripulación, se mostró feliz de ser la «primera mujer piloto de raza negra de un vuelo espacial».

En medio de gritos y aplausos desde el centro de control se cumplieron hoy todas las etapas del lanzamiento de la misión, gracias a unas condiciones meteorológicas favorables.

La parte reutilizable del cohete Falcon 9 se posó pocos minutos después del despegue en la plataforma «Just Read the Instructions» de SpaceX, en el Océano Atlántico.

El Dragon reutilizado hoy es el Resilience, el cual tuvo a cargo en el 2020 la primera misión de astronautas de larga duración de la NASA a la EEI que se lanzó desde suelo estadounidense tras nueve años de sequía desde el final del programa de transbordadores en el  2011.

 

Fuente: lavozdegalicia.es

Compartir