Síndrome del Avestruz

Por: Aida Montenegro-Lougran

Todos podemos cambiar, esta comprobado. Enfrentar nuestros retos y aprender de nuestros fracasos. Podemos dejar de pretender que todo esta bien. La única condición es desearlo genuinamente. Tal como lo han demostrado experimentos en los que la necesidad de obtener algo actúa como fuerza para su logro y además modifica el área de nuestro cerebro donde se almacena la información aprendida.

El conocido caso de los taxistas londinenses que al tener que aprender muchas direcciones para obtener su licencia hacen que su área de almacenar información- el hipocampo-sea mayor.

Como una maravillosa y perfecta máquina nuestro cerebro también tienen un mecanismo o circuito que premia las acciones que favorecen la supervivencia proporcionándonos placer.

LIBERAR EL ESTIGMA DE FRACASAR

Gracias a la autocompasión, tal como lo plantea Thomas Webb, de la universidad de Sheffield, en sus investigaciones de como superar fracasos. Nuestra cultura actual, perfeccionista, materialista y generadora de estrés nos ha hecho estigmatizar los fracasos.

Sin embargo, gracias a estudios como los de Webb, esta comprobado que ver el fracaso, como parte de ser humanos hace posible que nos mantengamos motivados y esforzados para lograr lo que deseamos.

Al integrar a nuestra vida los fracasos pasados podemos planear mejor el próximo paso sin cometer el mismo error para obtener lo que deseamos. Al anticipar lo que puede salir mal usamos esta información como referente para ser más exitosos.

Hoy ante los retos que tenemos y tantos fracasos en relación a como se ha manejado esta crisis sanitaria es muy necesario aceptar que el fracaso forma parte de nuestras vidas y que de cada fracaso podemos aprender para salir adelante una y otra vez.

Por supuesto que al pensar en nuestros errores y fracasos nos desmotivamos, especialmente si somos perfeccionistas o tenemos baja autoestima. Pero todo es cuestión de empezar a cambiar nuestros pensamiento y hábitos.

MOTIVARNOS ES VITAL

Siempre es buen momento para cambiar y tener una revolución mental y emocional que integre nuevos esquemas de pensamiento. Empecemos a crear un holograma con esperanzas en el futuro es nuestro mejor mecanismo de supervivencia.

Feliz viernes, dejemos las estatuas que no pueden cambiar su pasado y caminemos de frente unidos para cambiar el ahora de las generaciones futuras.

Compartir