¡Sé feliz!

Por: Audrey León

¡Se feliz!

Es una elección.

No se necesitan razones para serlo.

Elígelo cada mañana.

Un corazón feliz es un corazón amoroso.

Siéntete feliz de ser tú mismo, de estar vivo, de recibir tantas bendiciones. Cuenta tus bendiciones diariamente. Empieza por contar tus bendiciones al levantarte. Al menos diez. Ponte como meta contar cada día más. Al acostarte agradece todas las bendiciones recibidas. El agradecer te conecta con la felicidad, ya que te hace dar cuenta de lo afortunado que eres.

Enfócate en aquello que te hace feliz. Rodéate de personas que te hagan sonreír, con las que puedas reír. Ríe, aún cuando encuentres obstáculos en tu camino. Recuerda que en lo que te enfocas se expande. “El humor es Divino. Los ángeles vuelan alto porque se toman a sí mismos a la ligera.”

Contagia a otros con tu felicidad. Tu sonrisa puede cambiarle el día a otra persona.

Trata de hacer aquello que amas, aquello que te apasiona. Trata de hacer aquello que te hace brillar los ojos y te hace sentir vivo.

Y como todos los caminos de las Puertas del Cielo, éste también tiene su trampa, que no es más que usar una máscara de felicidad y no ser honesto con respecto a tus emociones.

Caer en esta trampa es muy fácil y mucho más con el uso que se les da a las redes sociales. Entiendo perfectamente que no tenemos que compartir momentos tristes o dolorosos pero tampoco debemos engañarnos, permitámonos sentir lo que corresponda sabiendo que eso pasará y eligiendo en cada momento ser felices.

Yo personalmente estoy enfocada en lo que me hace feliz. Eso no quiere decir que no tránsito momentos difíciles y dolorosos de vez en cuando. La clave está en que no me quedo enganchada allí. En varias oportunidades, conocidos míos e incluso personas muy cercanas, al ver las imágenes que publico en mis redes sociales, han sacado conclusiones sin leer antes el escrito que le acompañan, y emiten juicios como: te la pasas en una sola rumba, se ve que te está yendo súper bien, tu no tienes problemas; así como también me han dicho: dame la clave para sentirme así de feliz.

Pues esto no se logra de un día para el otro, requiere de tomar acciones tales como: sacar de nuestra mente pensamientos como la vida es dura, la vida hay que tomársela muy en serio; dejar de tratar de cubrir las expectativas de los demás e ir por nuestros sueños; no conformarte con aquello que no te hace feliz, con aquello que no te hace sentir pleno; saber y agradecer que tenemos la bendición de poder comenzar de nuevo cada día.

La felicidad puede abrazar todas las emociones.

Elige cada día ser feliz.

No te postergues.

El momento es ahora.

____________

Audrey León es facilitadora de procesos de transformación personal.

Instagram: @alasdelalmaoficial

Compartir