Scooters eléctricos podrían llegar donde te encuentres de manera autónoma

En un futuro no muy lejano, podríamos ver los scooters eléctricos circulando sin conductor por las calles. Y no será porque estén infectados por un nuevo virus informático que los convierte en zombis ni poseídos por una fuerza natural. Sencillamente, irían hacia una estación de carga.

Segway-Ninebot, actualmente el mayor proveedor de patinetes para servicios basados ​​en teléfonos inteligentes como Bird y Lime, ha presentado una unidad semiautónoma, que “sabe” en qué momento se ha agostado la batería y toma las medidas del caso.

El denominado KickScooter T60 comenzará sus pruebas callejeras en septiembre de 2019. El plan es tenerlos disponibles para servicios de uso compartido hacia el primer trimestre de 2020.

Hasta ahora, las empresas que los alquilan pagan empleados para que recojan los vehículos y los lleven al lugar de recarga al final de cada día. Y si bien esta no es exactamente una buena noticia para quienes trabajan como recolectores, un scooter guiado por inteligencia artificial es una excelente noticia para las empresas, que siempre buscan racionalizar sus gastos, y —eventualmente— para los usuarios, que podrían acceder a tarifas más convenientes.

El KickScooter T60 también podría ayudar a restablecer el orden en las calles, donde hoy los scooters quedan abandonados al final de los viajes, muchas veces bloqueando la acera. En el mejor de los casos, el vehículo podría ir hasta donde lo requieran después de convocarlo a través de una aplicación de teléfono inteligente.

A juzgar por el video que muestra el patinete de tres ruedas de Segway-Ninebot en acción, el vehículo incluye sensores para evitar obstáculos, pero también tiene a alguien que lo guía remotamente hasta la estación de carga.

El nuevo KickScooter T60 tendrá un precio cercano a los 10,000 yuanes chinos (alrededor de $1,420 dólares), lo que lo hace considerablemente más caro que sus otros rivales, cuyos valores oscilan entre $100 y $300 dólares por unidad. Para el comercio minorista general, los KickScooters menos sofisticados promedian los $660 dólares.

Uber y Lyft serían los primeros clientes del nuevo scooter, reconoció Segway-Ninebot a la agencia Reuters. Uber declinó hacer comentarios al respecto, mientras que Lyft dijo que, aunque estaba interesado en conocer la tecnología, aún no había tomado una decisión.

Si una compañía quiere incorporar el vehículo a su flota, primero tendrá que convencer a las autoridades locales de que la operación remota del vehículo no representa una amenaza para la seguridad vial.

 

Fuente: Digital Trends

Compartir