Rescatan a más de 3.500 tortugas de la ola de frío en Texas

La ola de frío que ha devastado la red eléctrica de Texas también ha tenido un gran impacto en el medio ambiente.

En particular, las gélidas temperaturas están aturdiendo a las tortugas marinas en peligro de extinción, haciéndolas pasar tanto frío que pierden la capacidad de nadar o alimentarse.

 

Las tortugas pueden quedar aturdidas por el frío cuando las temperaturas caen por debajo de los 10ºC. Pero eso no es lo normal en South Padre Island, una ciudad costera en el extremo sur de Texas donde se está Sea Turtle Inc.

Normalmente, los voluntarios pueden rescatar entre docenas y cientos de tortugas aturdidas por el frío. Pero el martes pasado, el grupo publicó en Facebook que estaban atendiendo a más de 2.500 tortugas.

A última hora del martes, más de 3.500 tortugas habían sido rescatadas y llevadas al centro de convenciones de la ciudad, donde se las calentaba en piscinas para niños y en lonas.

El rescate fue un esfuerzo colectivo. En las redes sociales se veía a una jubilada transportando tortugas en la parte trasera de su coche y a los guardacostas de Texas llenando la cubierta de sus barcos con tortugas.

Sin embargo, las tortugas se enfrentan actualmente al mismo problema que las personas: la falta de energía. Knight dijo que Sea Turtle Inc. sigue a oscuras. El centro de convenciones que están usando tiene generadores, pero los animales enfermos o heridos necesitan los tanques con calefacción que sólo puede proporcionar su hospital con energía.

Tampoco está claro cuántas de las tortugas rescatadas se recuperarán finalmente. Cinco especies de tortugas marinas de Texas están catalogadas como amenazadas o en peligro de extinción, según el Servicio de Pesca y Vida Silvestre.

Las tortugas no son las únicas afectadas por la ola de frío. Al menos 23 personas han muerto a causa de la tormenta invernal que ha congelado el sur y el centro de Estados Unidos. Más de una docena de perros fueron rescatados del frío cerca de Houston, mientras que uno fue encontrado muerto. Un chimpancé, varios lémures y monos y muchas aves tropicales murieron en un santuario de animales cerca de San Antonio después de que las instalaciones se quedaran sin electricidad el lunes por la mañana.

 

Fuente: ecoinventos.com

 

Compartir