Reino Unido prohibirá anuncios publicitarios que fomentan estereotipos de género

La Autoridad de Estándares de la Publicidad (ASA) de Reino Unido pretende comenzar a aplicar nuevas directrices para el próximo año en el sector que prohibirán entre otras cosas anuncios que perpetúen estereotipos sexistas. A su vez endurecerán las reglas para los que muestren actividades apropiadas sólo para un género u otro así como los que promuevan la vergüenza ante el cuerpo.

Tras realizar un informe titulado “Representaciones, Percepciones y Daño”, el organismo consideró que es necesario adoptar una línea más dura en los anuncios con roles estereotípicos que podrían dañar a niños y adultos al “inferir negativamente en cómo se ven a sí mismos y cómo los ven los demás”.

ASA explicó que la idea no es implementar una prohibición general, y que se permitirán anuncios que incluyan a una mujer haciendo la limpieza del hogar o un hombre haciendo tareas de reparación, pero advirtieron que ese tipo de publicidad estará bajo escrutinio.

Las nuevas reglas prohibirán a las publicidades “mostrar a los miembros de la familia hacer un desastre mientras una mujer mira con la responsabilidad exclusiva de limpiarlo”, ya que “ese retrato que responde a cánones obsoletos y tiene un coste para las personas, la economía y la sociedad”.

La ASA considera inaceptables las escenas en que la mujer asume la única responsabilidad de la limpieza, o aquellas que retratan a los hombres como incapaces de asumir esas tareas o cuidar de los pequeños de la familia. La entidad también considera “problemáticos” los anuncios que asignan actividades diferenciadas a niños y niñas.

Regulación para la publicidad que fomente la vergüenza

También habrá nueva regulación para la publicidad que fomente la vergüenza ante el cuerpo a las mujeres jóvenes, luego de una protesta por la polémica campaña “¿Ya tienes cuerpo para el verano?” de Protein World, que no fue prohibida a pesar de una petición con 70,000 firmas.

La Autoridad del Transporte (TFL por sus siglas en inglés) de Londres prohibió el año pasado la publicidad con “imágenes de cuerpos poco saludables o poco realistas” en el sistema de transporte público. Se trató de una iniciativa alcalde electo Sadiq Khan que había prometido en su campaña que sería prohibida toda publicidad en el transporte de la ciudad que “es susceptible de crear problemas de confianza con el cuerpo, particularmente entre gente joven”.

“Como padre de dos niñas adolescentes, estoy extremadamente preocupado por este tipo de publicidad que pueda degradar personas, particularmente mujeres, y hacer que se avergüencen de sus cuerpos”, había argumentado Khan.

Aquella publicidad de Protein World, de 2015 también provocó el veto en el mercado británico de varios anuncios de moda protagonizados por modelos con físicos poco saludables (Gucci, Saint Laurent) u otras con aspecto de menores de edad y retratadas de forma provocadora (la firma Miu Miu fue acusada de sexualizar a maniquíes que parecían niñas).

El director ejecutivo de ASA, Guy Parker reconoció que la publicidad es sólo uno de los factores que contribuyen a la desigualdad de género, pero considera que “un código más severo puede jugar un papel importante a la hora de combatir esos prejuicios”.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir