Realidad virtual móvil, sencilla y asequible con "Daydream View" de Google

Google presentó los primeros teléfonos compatibles con Daydream, su plataforma de realidad virtual para smartphones, y su primer kit. El objetivo de estos productos es “simplificar la complejidad de la realidad virtual”.

Según Clay Bavor, vicepresidente de la división de realidad virtual en Google, ésta “debe estar basada en el móvil para que puedas llevar la experiencia contigo de forma sencilla y accesible”. Supone tomar la dirección contraria a Oculus, empresa subsidiaria de Facebook, y HTC, que apuestan por tecnología puntera con la que ofrecer la mejor experiencia posible, aunque sus kits requieren conexión constante con ordenadores muy potentes. Google tiene claro que prefiere llegar a todos a través de la inclusión de fabricantes y creadores de contenido en su plataforma y un kit centrado en la comodidad a un precio asequible (69 euros).

La estrategia es parecida a la que adoptó con Android: brindará una plataforma, que pretende sea estándar, a los desarrolladores y unas especificaciones mínimas que los fabricantes han de incluir para tener el sello Daydream, que certifica al consumidor una experiencia de calidad. Sólo serán compatibles aquellos dispositivos con pantallas de alta resolución, procesadores potentes y sensores preparados para la realidad virtual que quiere ofrecer la compañía del popular buscador. Pixel y Pixel XL, sus dos nuevos teléfonos, son los primeros dispositivos compatibles, pero “llegarán muchos más en el futuro”, dice Google.

Con Daydream, Google se asegura ofrecer una realidad virtual de todos y para todos, pero sin perder el control para asegurar la inclusión de sus servicios en ella, algo vital para el negocio de la compañía. Los clientes lo tendrán más sencillo, y los fabricantes y creadores de contenido tendrán un estándar de calidad al que atenerse en el mayor mercado potencial de realidad virtual: el móvil.

Compartir