¿Puedes elegir el sexo de tu bebé?

Las principales preguntas que surgen durante el control prenatal son ¿Está bien mi bebé? y usualmente durante el rastreo ultrasonográfico, ¿Es niño o niña?

Definitivamente durante el control prenatal se puede saber si presenta o no alguna de las principales alteraciones genéticas, así como conocer el sexo del bebé al realizar ultrasonidos y marcadores genéticos.

Sin embargo, imagina que pasaría si pudieras elegir el sexo de tu bebé y pudieras saber de forma precisa que tu bebé se encuentra completamente sano de enfermedades genéticas.

¿Harías lo necesario para poder asegurar dichas situaciones o se lo dejarías a la naturaleza?

Actualmente es factible a través de diferentes estudios bio-moleculares como PCR (Reacción en cadena de polimerasa) o a través de FISH (Hibridación in situ) estudios celulares genéticos que establecen si existen o no alteraciones cromosómicas en el embrión antes de implantarlo en el útero de la madre, así como la posibilidad de identificar el sexo que tienen debido a la presencia del cromosoma Y.

Y es que el sexo del bebé juega en muchas culturas y países un papel determinante, favoreciendo algún sexo en particular sobre otro, siendo para muchas parejas un factor importante a tal punto que van por su cuarto hijo debido a que han tenido 3 mujeres o 3 hombres y buscan un hijo del sexo opuesto; mientras que para otras tantas parejas no es un tema importante.

Así mismo, para pacientes que tienen edad materna avanzada debido a que tienen un riesgo elevado de concebir un hijo con alguna alteración genética o porque tienen antecedentes familiares genéticos importantes y que quieren tener descendencia sana, buscan a través de estas técnicas asegurar que su bebé no herede dichas enfermedades.

De hecho algunas de estas enfermedades genéticas se encuentran ligadas al sexo del bebé, ya que solamente se encuentran dichas alteraciones ya sea en el  cromosoma X o en el cromosoma Y.

Sin embargo, es importante plantear el problema que existe sobre la selección de los embriones sanos y el descarte de aquellos que tienen alguna alteración, tiene bases eugenésicas importantes.

Ya que muchas sociedades y culturas también han optado por elegir a la “mejor raza”, por lo que es necesario regularizar dichos avances tecnológicos.

En muchos países ya se han regulado estas prácticas y técnicas, en las cuales establecen que únicamente es legal si se realiza con fines médicos.

Es decir, debido al riesgo importante de tener un bebé con alteraciones cromosómicas ligadas al sexo, mientras que queda prohibida la selección del sexo por fines sociales (deseo de los padres). Mientras que en otros países no existe ninguna regulación legal al respecto.

Es importante establecer las bases éticas, médicas y legales y actuar de la mejor forma posible para salvaguardar la vida y salud de los pacientes.

 

Fuente: Yahoo Noticias

Compartir