Proyecto "Mi Escuela Campeona": El inicio de algo grande

Redacción: Simone Monasterios Acosta

Lester Sanjay es un medallista de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, donde con una raqueta de tenis de mesa fue capaz de alcanzar la gloria dorada que hoy busca acercar a todos aquellos que se interesen por esta disciplina deportiva, esto a través del proyecto “Mi escuela campeona”, una original propuesta sobre la cual habló en exclusiva con Mundo en Positivo.

Sanjay ideó “Mi escuela campeona” con la premisa de profesionalizar el popular “ping pong” en Panamá mediante la donación de mesas de concreto a diversas instituciones educativas tanto públicas como privadas. Hasta ahora 4900 niños se han beneficiado de las 141 mesas entregadas, aunque el deportista tal como lo hace en cada una de los torneos que enfrenta alrededor del mundo no limita sus sueños y objetivos: alcanzar los rincones más recónditos del planeta con este innovador propósito.

La meta de Sanjay es llegar a 525 mesas repartidas en todo el territorio panameño y expandir la fiebre del tenis de mesa fuera de sus fronteras, incluso ha recibido invitaciones de países como Costa Rica, Chile, Argentina y otros tan remotos como Pakistán y China que desean tener más información acerca del modelo para confeccionar estas estructuras hechas de metal y cemento, las cuáles han llamado la atención por su bajo costo y alta funcionalidad, sobre todo para los más jóvenes.

“El tenis de mesa ha cambiado el ritmo de las escuelas, ya no es el colegio aburrido donde no hay nada que hacer en los recesos ni en la salida”, aseguró este hombre con más de 20 años dedicados al deporte que cambió su vida y al que ahora busca retribuirle todas esas alegrías con la masificación a través de su proyecto.

En apenas año y medio en Chiriquí “Mi escuela campeona” logró tener presencia en los 13 distritos de la provincia, con un sistema de competencia que consiste en una liga donde se enfrentan diversas instituciones educativas por zona donde el ganador recibe el significativo reconocimiento que le da nombre a la propuesta creada por el tenista.

Los resultados están a la vista, se ha vuelto común observar a los niños en las escuelas con sus raquetas a la espera de la mínima oportunidad para practicar la actividad, hasta el punto que tres días a la semana les permiten con total libertad en los planteles cargar su herramienta de diversión.

“Ha crecido la afluencia de gente con actividad física, creemos que estamos haciendo un trabajo a largo plazo porque este es un deporte que cumple la misma función que otros como el fútbol, béisbol o baloncesto”, dijo un entusiasmado Sanjay en referencia a los beneficios que ofrece el “ping pong” para la prevención de enfermedades, el sedentarismo y el bienestar general del cuerpo humano.

Aunque aún queda mucho camino por recorrer de acuerdo a lo planificado por su fundador, llegar a una primera fase de 300 mesas donadas en año y medio más, con al menos tres clubes en diversos puntos de la nación panameña, lo cual como se ve reflejado en la receptividad de los niños y las escuelas parece más que factible en el plazo trazado.

“Es el inicio de algo grande” fue el lema que llegó al corazón de Lester Sanjay cuando se embarcó en la aventura de “Mi escuela campeona”, donde al día de hoy una multitud de niños le acompañan convencidos de haber descubierto un nuevo punto de encuentro donde la educación y el deporte van siempre de la mano.

Pueden conocer más acerca de “Mi escuela campeona” y contactarlos a través de su página oficial en Facebook con el mismo nombre o el correo miescuelacampeona@outlook.es.

Compartir