Proyecto “Bibliotecas Solidarias” Uruguay-Paraguay abarcará a más de 4.000 escolares

El Consejo de Educación Inicial y Primaria, el Programa de Lectura y Escritura en Español (PROLEE) y la Dirección de Relaciones Internacionales y Cooperación de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) realizaron el lanzamiento y presentación del proyecto “Bibliotecas Solidarias” Uruguay-Paraguay.

La propuesta fue presentada al Programa Iberoamericano de Bibliotecas Públicas – Iberbibliotecas del Centro Regional para el fomento del libro en América Latina y el Caribe (CERLALC – UNESCO).

En dicho certamen, el proyecto fue seleccionados para su financiamiento, junto a otras cuatro iniciativas.

La propuesta surgió a través de un pedido de la escuela “José Artigas” en la República del Paraguay, escuela pública uruguaya en el Solar de Artigas.

De este modo se otorgará a 21 escuelas públicas de Uruguay y Paraguay -las que se suman a las más de 500 “Bibliotecas Solidarias” existentes en el país-, la posibilidad de constitución de bibliotecas con 30 títulos de autores paraguayos y 30 uruguayos.

En tal sentido, la iniciativa comprenderá a 300 docentes, 200 integrantes de los Equipos Comunitarios de Lectura y a más de 4.350 escolares.

Se les proporcionará: una colección mínima de 60 libros, guía de elaboración del plan lector escolar, una guía de actividades de dinamización de la lectura, guía para formación de los equipos comunitarios de lectura, guía para la recomendación oral de libros y talleres presenciales con docentes y Equipos Comunitarios de Lectura de ambos países.

La presentación de la iniciativa estuvo a cargo de: la subsecretaria del Ministerio de Educación y Cultura, Edith Moraes; la consejera de ANEP, Laura Mota; la presidenta del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Irupé Buzzetti; la coordinadora de PROLEE, María Noel Guidali; y la directora de Relaciones Internacionales y Cooperación de ANEP, Martina Lejtreger.

Solidaridad

Guidali destacó que el programa tiene el cometido central de “elaborar materiales para estudiantes de todos los subsistemas atendiendo las necesidades de aprendizajes del lenguaje escrito en forma independiente del grado que estén cursando”.

“Tales materiales son para niños de educación Inicial y Primaria hasta estudiantes de nivel Terciario. Se procura la enseñanza y aprendizaje del lenguaje escrito, pero en forma paralela se entendió prioritario apuntalar a estos estudiantes en su formación como lectores”, dijo Guidali.

El proyecto “Bibliotecas Solidarias” que se encarga del desarrollo del comportamiento lector y de contribuir sobre la lectura, relectura y comentarios a “construir referencias culturales que van a necesitar cuando se enfrenten a la lectura de textos más complejos”.

Es un proyecto sociocultural que involucra a “maestros, profesores y equipo de dirección, pero tiene una fuerte presencia de la comunidad organizada como equipo comunitario de lectura que ingresa a las aulas una vez por semana”.

Por su parte Lejtreger expresó que el proyecto “Biblioteca Solidaria Paraguay – Uruguay” surge a partir del planteo de la escuela del Solar de Artigas de sumarse al proyecto que ya está presente en más de 300 escuelas en nuestro país.

“A partir de la propuesta comenzamos a pensar, junto a la coordinadora de PROLEE, cómo darle otra vuelta a esta iniciativa lo cual fue posible gracia a una convocatoria de ayuda del programa Iberbibliotecas que cuenta con el apoyo de del Centro Regional para el fomento del libro en América Latina y el Caribe (CERLALC – UNESCO)”, remarcó.

A través del proyecto se llevará “Bibliotecas Solidarias” a 14 escuelas paraguayas y siete escuelas más de Uruguay lo que además implica “transferir esta capacidad de Uruguay a compañeros de Paraguay y generar un proyecto intercultural ya que las bibliotecas están compuestas por partes iguales de títulos uruguayos y paraguayos”.

“Es una forma de novedosa de transferir capacidades a otros países de la región y en un formato de cooperación horizontal sur-sur basado en la solidaridad”, sentenció.

A su turno, Buzzetti resaltó que “es parte del sueño del pibe el hecho de poder pensar que hay 500 bibliotecas solidarias y que gracias al CEIP podrá haber otras 500 en el correr del año”.

“No teníamos bibliotecarios, muchos docentes pusieron lo mejor de sí para querer que funcionara una biblioteca, y hoy tenemos en las escuelas referentes de bibliotecas”, remarcó.

“Estoy convencida de que la biblioteca es el motor”, aseguró Buzzetti.

Por su lado, Mota manifestó que el proyecto tiene algo muy singular que es “la pasión”, y ello ha unido a la “audacia, el coraje y la creatividad”.

“Un programa como este no podría haber surgido, si no es de la mano de estas condiciones”, remarcó.

“A nadie se le había ocurrido unir a la comunidad y a la escuela para trabajar con los niños. Esta relación tan estrecha no se había dado hasta que nació este programa tan querido para el Uruguay y que tiene el nombre de algo de lo que siempre nos hemos preocupado, que se la solidaridad”, indicó.

Mota también manifestó que en los países que tienen resultados educativos buenos y son reconocidos internacionalmente, como ocurre con Finlandia, “la lectura es fundamental”.

“Tenemos mucho para andar, pero con la certeza de que estamos construyendo las posibilidades para asentar nuestra educación en bases muy firmes, porque quien no comprende lo que lee es difícil que pueda construir otros conocimientos”, sentenció.

A su turno, Moraes felicitó a todos quienes trabajan en el programa por los logros obtenidos, y alentó a seguir por el camino ya iniciado.

Dijo que detrás del libro, de sus imágenes y las palabras, “se está poniendo a los niños en contacto con los símbolos y signos propios de nuestra cultura. Más allá de los signos lingüísticos que toda cultura tiene y que cuando les ajena, cuando uno no los conoce, no los descifra y por tanto no se identifica con ellos”.

“No hay forma de consolidar la inclusión social si no es mediante la identidad cultural. Esta iniciativa es un aporte más a la meta de lograr una sociedad inclusiva y la educación es el factor que va a lograrlo”, remarcó la viceministra de Educación y Cultura.

También se refirió a los múltiples soportes que harán posible que pueda llegar más lejos, como lo es el Plan Ceibal.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir