Panamá trabaja junto a FAO para que 75% de sus escuelas tengan huertos

Panamá se propone dotar al 75 % de sus escuelas de huertos en el marco del programa “Estudiar sin hambre”, que el Gobierno lanzó oficialmente con el apoyo técnico de la FAO y contempla además el fomento de las compras públicas a la agricultura familia del área rural.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) indicó que el programa comenzó en Panamá en cuatro centros escolares de zonas rurales o deprimidas del país, que tienen un total de 1.200 estudiantes.

En estos cuatro centros educativos ya se avanzó en la identificación de necesidades prioritarias de infraestructura, instalaciones para la preparación de alimentos, comedor y huerto escolar, y también se realizó la sensibilización y se tomaron mediciones de peso y talla de niños y niñas, precisó la FAO en una declaración pública.

Este plan piloto se desarrollará hasta diciembre próximo con la idea de que sea ampliado a las escuelas de los 300 corregimientos más vulnerables del país, de acuerdo con la información oficial.

De manera global, el programa “permitirá brindar un almuerzo saludable a los estudiantes de escuelas de las áreas comarcales, rurales y zonas urbanas priorizadas y contempla alcanzar a 1.767 escuelas y beneficiar a 326. 466 estudiantes”, precisó el organismo de las Naciones Unidas.

La ministra panameña de Educación, Maruja Gorday, señaló que al finalizar el proyecto se espera que el 75 % de las escuelas cuenten con huertos escolares, medidas de protección del cuidado del medio ambiente, comedores dignos y, sobre todo, una comunidad educativa que responde a la economía regional a través de compras locales y con pertinencia cultural, resaltó la FAO.

De acuerdo con el ente de la ONU, “Estudiar sin hambre” fomentará una alimentación nutritiva, saludable, balanceada, culturalmente adecuada e inocua a los estudiantes, e incluirá herramientas pedagógicas nutricionales y ambientales, como los huertos escolares pedagógicos.

El proyecto también contempla la puesta en marcha de mecanismos de compras públicas a la agricultura familiar, para fomentar “el desarrollo rural territorial a través de la organización productiva, capacitación y acceso a mercados de los agricultores familiares para cumplir con las demandas de la alimentación escolar”.

Según la FAO, los programas de alimentación escolar son una estrategia clave para garantizar el acceso a los alimentos de las poblaciones vulnerables.

En América Latina y el Caribe, la FAO previamente ha brindado asistencia técnica a catorce países – Antigua y Barbuda, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía- a través de un proyecto para el fortalecimiento de los programas de alimentación escolar.

 

Fuente: EFE Noticias

Compartir