ONU pide fortalecer más las leyes en África para proteger la fauna

La Organización de las Naciones Unidas invitó a los países africanos a fortalecer aún más las leyes que protegen a los animales. Este continente ha estado históricamente asediado asediado por la caza furtiva, la destrucción de hábitats y la desertificación.

En la última década, la población de elefantes africanos se ha reducido en un estimado de 111.000 ejemplares, según un informe de 2016 , principalmente debido a la caza furtiva para el comercio ilegal del colmillos de marfil.

Malawi es uno de los países que, según la ONU, requiere una intervención urgente e integral. Esta pequeña nación africana está identificada por la Conferencia de las Partes en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) como un “país de principal preocupación”, pues ha perdido el 50% de su población de elefantes desde la década de 1980, suerte semejante han corrido otras especies.

Sin embargo, en los últimos años los políticos han sabido mejorar sus posturas y tomar acciones oportunas para protegerlos. En diciembre de 2016 la Asamblea Nacional de Malawi aprobó cambios a su Ley de Vida Silvestre y Parques Nacionales que endurecieron las sanciones penales para los cazadores furtivos y traficantes de especies que están en las listas rojas, concretamente rinocerontes y elefantes. Según estas enmiendas, los delincuentes declarados culpables pueden ser condenados con hasta 30 años de prisión.

Región asediada por peligros

No solo Malawi está en la mira de las autoridades internacionales como foco de caza furtiva, cosa que se ha volcado a favor de los animales porque Mozambique, Namibia y Zambia, han tomado medidas similares en los últimos tres años para impedir el asesinato y la captura para fines comerciales de las criaturas más emblemáticas de África.

Los legisladores en cada uno de estos países han establecido grupos de conservación parlamentarios multipartidistas para impulsar reformas necesarias que protejan la vida silvestre.

Botswana, Gabón, Kenia, Malawi, Mozambique, Namibia, Tanzania, Uganda, Zambia y Zimbabwe están empezando a ejercer acciones certeras contra la caza y la destrucción del hábitat, lo que podría tener un impacto positivo en los tamaños de las poblaciones amenazadas si se aplican correctamente.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir