Nuevo proyecto busca mejorar la vida de miles de congoleses en Kasai

Gracias a una donación de 10 millones de dólares del gobierno de Bélgica, la FAO y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) proporcionarán asistencia humanitaria a más de 100.000 personas en la zona conflictiva de Kasai, en la República Democrática del Congo.

El proyecto, que se desarrollará con el ministerio de agricultura del país y varias ONGs, incluye la distribución de alimentos, suplementos nutricionales y efectivo, así como herramientas para cultivar vegetales.  También se capacitará a las comunidades para la crianza de cobayas como fuente de proteínas y la fabricación y venta de objetos de bambú.

“Estas intervenciones no solo protegerán a las personas vulnerables, sino que también ayudarán a reactivar la producción agrícola y fomentarán la cohesión social en las comunidades afectadas por la crisis”, declaró Claude Jibidar, el representante del PMA en la República Democrática del Congo.

Desde que la crisis estalló en agosto 2016 en la región de Kasai, más de un millón de personas han huido de sus hogares y casi 3,2 millones sufren hambre. Las familias tienen poco que cosechar y vender en los mercados, ya que la producción agrícola ha disminuido notablemente.

UNICEF advirtió el 12 de diciembre que al menos 400.000 niños menores de cinco años padecen desnutrición en la región y que sin ayuda de emergencia, podrían morir de hambre en el 2018.

Con esta nueva donación las agencias de la ONU están planificando la distribución de suplementos nutricionales a niños de entre 6 a 59 meses y a mujeres embarazadas y lactantes.

 

Fuente: Centro de Noticias de la ONU

Compartir