Noruega construye una autopista monumental

Es un proyecto monumental, ambicioso, que costará 40.000 millones de dólares y que estaría listo antes 2050. Se trata de la autopista costera E39 de Noruega, una vía para vehículos que combinará pavimento clásico con túneles subacuáticos y puentes flotantes a lo largo de 1100 kilómetros, según informó la BBC.

El propósito de la autopista, que se empezó a construir hace poco, es cubrir un trayecto de geografía bella pero imposible: los mil fiordos del oeste de Noruega. La E39 conectará las ciudades de Trondheim, en el centro del país, y Kristiansand, en el sur. Normalmente esta distancia les toma unas 21 horas a autos y camiones que usan conexiones de ferry.

Sin embargo, con la E39 se espera reducir ese tiempo a 10 horas, además de agilizar la economía: el 57% de las exportaciones noruegas provienen de la región occidental del país.

El aspecto más ambicioso del proyecto es el desarrollo de túneles flotantes sumergidos que se encuentran a unos 30 metros debajo de la superficie del agua. Los túneles estarán conformados por dos cilindros de concreto paralelos, uno para cada dirección de circulación. A su vez, cada cilindro tendrá dos carriles: uno para tránsito común y otro para vehículos de emergencias y reparaciones.

Si tiene éxito, Noruega podría ganar una carrera mundial contra países como China, Corea del Sur e Italia, que están investigando proyectos similares.

Una de las partes más complejas será la conexión entre las islas de Rennesøy y Vestre Bokn, que actualmente cuentan con varios puentes y túneles submarinos a otros lugares pero no están unidas entre sí salvo por un servicio de ferry. El nuevo proyecto planifica un túnel de 26 kilómetros a profundidades de casi 400 metros por debajo del lecho marino. Será el túnel submarino más largo del mundo y contará con una salida a medio camino para ofrecer una ruta alternativa a los ciudadanos de Kvitsøy en forma de rotonda gigantesca.

La Administración de Carreteras Públicas de Noruega (NPRA, por sus siglas en inglés), el organismo gubernamental responsable del proyecto, tiene como objetivo completar la construcción antes de 2050.

El nuevo proyecto del gobierno de Oslo comienza su primera fase ahora y sus obras serán licitadas en diferentes grupos con el objetivo de crear una autovía “sin cortes”. Ahora mismo la E39 cuenta con ocho ferrys distintos durante su recorrido que operan de forma continuada moviendo vehículos y personas a través de sus peligrosas aguas.

Más al norte, en Sognefjord, los ingenieros y arquitectos planifican una opción más sencilla para otro fiordo de casi 4 kilómetros de ancho con un puente colgante. De todos modos, requeriría torres de soporte de más de 450 metros de alto de las que colgarán los cables.

Según el gobierno, dado que las leyes medioambientales y de seguridad son la estela principal que guiará el proyecto en todas sus partes, el vasto plan de Noruega se convertirá en un modelo de referencia en capacidades de ingeniería y un ejemplo para futuros proyectos de infraestructura en todo el mundo.

 

Fuente: lanacion.com

Compartir