Los beneficios de tener un gato según la ciencia

Varios estudios científicos identificaron los 7 beneficios que traen los gatos a la vida de las personas. Te contamos por qué pueden convertirse en tu nueva mascota favorita:

1. Toma de decisiones estratégicas

A diferencia de los perros, que a la menor oportunidad salen corriendo tras la pelota, los gatos tienden a elegir sus batallas. Se toman más tiempo para observar, pensar y decidir si la atracción de ese momento realmente merece su atención. De ahí la frase de Mack Twain sobre el comportamiento felino: “Si los animales pudieran hablar, el perro sería un tipo bocazas, pero el gato tendría la elegancia de no decir nunca una palabra de más”.

2. Combatir el insomnio

Un estudio del Centro Clínico Mayo, en Estados Unidos, reveló que el 41 % de las personas encuestadas dormía mejor en compañía de su gato, por lo que este animalito puede ser de gran ayuda a la hora de combatir tus problemas con el sueño.

3. Cuidar la salud del corazón

El instituto Stroke de la Universidad de Minessota realizó un estudio en 2008, en el que evidenció que las personas que conviven con gatos tienen menor riesgo de padecer ataques al corazón que aquellas que no los tienen.

4. Reducir niveles de estrés

Está muy ligado al hecho de que reduce las probabilidades de sufrir de problemas cardiovasculares, y la razón es que los gatos aportan grandes dosis de alegría a sus dueños. El hecho de acariciar el gato a través de su pelaje es tremendamente placentero y relajante. Igual pasa con su ronroneo. Es terapéutico para quien lo escucha.

5. Prevenir aparición de alergias

Este es quizás uno de los mayores aportes de los felinos, y aunque hay personas que justamente no pueden tener un gato como mascota por la alergia que les produce, si tienes bebés en casa deberías considerarlo. El Instituto Nacional de la Salud en Estados Unidos comprobó que aquellas personas que conviven con los gatos desde niños o incluso, desde su nacimiento, tienden a desarrollar menos alergias a lo largo de su vida.

6. Aumentar la productividad

Un estudio realizado en la Universidad de Hiroshima, en Japón, demostró que jugar con los gatos permite aumentar la productividad. También reveló que solo con fotos de estos animales hay un aumento efectivo en la realización de actividades. Si aún no tienes un gato, empieza por ver sus fotos.

7. Incrementar los niveles de energía y positivismo

Pese a los perezosos que son los felinos, su compañía, según un estudio de la Universidad de Bloomington en Estados Unidos, aporta energía y vitalidad al organismo. El estudio comprobó que ver vídeos de gatos aumenta la producción de dopamina, un neurotransmisor que estimula la sensación de bienestar y hace que seamos más optimistas y positivos.

 

Fuente: elespectador.com

Compartir