Libre albedrío

Por: Aida Montenegro-Loughran

Como bien lo ha dicho Don Quijote, gracias a la pluma y gracia, del inventor de la ficción para muchos, Miguel de Cervantes Saavedra, justicia es cambiar lo que no está correcto. Nuestro libre albedrío nos da un espacio ilimitado para complacernos y lograr nuestros objetivos. Superar situaciones extremas y lograr el triunfo personal es parte de la historia de la humanidad, que también nos recuerda, que la historia la escriben los que triunfan. Hay líderes que luego de lograr lo imposible se transforman y centran todo su poder en mantenerse como tiranos absolutistas, como fue el caso del primer presidente de Robert Mugabe Zimbabue, expresidente, quien falleció hace pocas semanas. Hay personas entre nosotros que por el contrario se convierten en ejemplo para la humanidad.

Accesibilidad e inclusión Aya Aghabi

Como ha sido el caso de la joven activista jordana Aya Aghabi quien dedico su vida a lograr el acceso e inclusión de las personas con movilidad limitada en su nativa Jordania. Aunque muchos no conozcan su extraordinaria vida y lucha esta es un digno ejemplo de lo que hace una persona con la habilidad de superar obstáculos.

Aya al sufrir un accidente automovilístico, que le dejo en una silla de ruedas, pese a ello decidió continuar sus estudios en USA. A su regreso ya graduada inicio su campaña para garantizar el acceso de las personas con escaza movilidad a escuelas, restaurantes y sitios de entretenimiento antes vedados para personas en sillas de ruedas.

Su gracia y coraje para hacer este mundo mejor para las personas con difícil movilidad le impulso a luchar hasta conseguir que Jordania de sea un ejemplo para todo el mundo. Su logro vivirá por siempre. Aya ha dejado impresa su visión en el cambio de la infraestructura física de un país, y también la idea, que una nación consciente de que la inclusión de hace una nación mas representativa, feliz y exitosa.

No existen muchos lideres en el mundo que hayan logrado lo que Aya con sus 28 años logró, es un ejemplo digno a seguir.

Dos vidas que en estas semanas han cesado, Mugabe and Aghabi que cambiaron el mundo para sus pueblos, en el primer caso el líder revolucionario y político consiguió la libertad de su país del gobierno británico, para luego suprimir por 37 años el derecho de su pueblo a elegir nuevos gobernantes.

Aghabi al perder su propia movilidad comprendió que el acceso e inclusión hacen una nación más justa y que el cambio, como bien lo dijo Don Quijote antes, es posible.

Feliz viernes, a seguir los buenos ejemplos y aprender a reconocer lo modelos que debemos reemplzar.

Compartir