Lanzan una plataforma para incentivar el comercio internacional entre mujeres

“Mucho público masculino, está bueno que hablemos de este tema”. La vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti, inauguró con esas palabras la quinta sesión plenaria del Foro de Inversiones de la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), titulada “Las mujeres y el comercio: SheTrades Argentina y la Declaración de Buenos Aires”.

En la imponente Sala Sinfónica del Centro Cultural Kirchner (CCK), más conocida como “La ballena azul”, en cumplimiento de un esquema rígido de horarios, Michetti comenzó su discurso. Dijo que estaba “feliz” de “introducir la variable” de la “dimensión de lo femenino en las cuestiones que tienen que ver con los negocios, las inversiones, el mundo de la economía y de la generación de riqueza”.

La vicepresidenta dijo que es un “enorme desafío” llegar al “momento” en que “no tenga que existir un SheTrades u organismos del Estado” que fomenten y posibiliten la participación de las mujeres en la economía. “Será el momento en que la cultura tome el tema como algo absolutamente natural”, auguró.

La vicepresidenta pidió “trabajar en conjunto y coordinadamente” para “introducir el 50 por ciento de la población” para que “pueda trabajar complementariamente con el otro 50 por ciento”.

“Beneficio para todos”

Michetti afirmó que “es importante insistir” en que la participación de mujeres en la economía no implica “beneficiar a un grupo”, las mujeres, “sino de beneficiar a todos, a la comunidad en general”. Pidió “difundir” el dato de que si las mujeres participaran en la economía en la misma proporción que los hombres, “el PBI mundial aumentaría al menos un 25 por ciento”.

La vicepresidenta consideró que la Argentina “ha hecho enormes avances para equiparar” la participación política de la mujer, pero que “la realidad de la economía” es que “la brecha” todavía es grande. “Todavía hay un 27 por ciento de brecha salarial y un 25 por ciento de brecha en la participación”, sostuvo. “La mujer argentina “está preparada para dar mucho más. Está formada, dispuesta, es valiente, trabajadora”, agregó.

Tras enredarse con “atributos de lo femenino” y “atributos de lo masculino”, una “tendencia a masculinizarse”, la “complementariedad entre hombre y mujer” y la “subrepresentación de mujeres” en el mundo, Michetti pidió que “mujeres inviertan en mujeres”, instó a “reducir la carga del trabajo no remunerado” e insistió en “desarrollar políticas desde una perspectiva de género”.

Finalmente, la vicepresidenta pidió encarar la equidad de género “no como una pelea, una lucha, una controversia entre femenino y masculino”, sino “en términos de ganancia de todos”. A las 15.27, la vicepresidenta concluyó su discurso con un pedido: “Sean promotores y agentes de cambios; trae muchos más beneficios que contrariedades”.

“Mala distribución de poder”

Poco después de que la vicepresidenta dejara el escenario, ocho oradores se acomodaron rápidamente para debatir sobre “las principales prioridades para asegurar una agenda de comercio inclusiva, con énfasis en la igualdad de oportunidades y acceso” para mujeres emprendedoras. Francois-Philippe Champagne, ministro de Comercio Internacional de Canadá; Ann Linde, ministra de Asuntos de la Unión Europea y Comercio de Suecia; Kamina Johnson Smith, ministra de Asuntos Exteriores y Comercio de Jamaica; José Acosta, presidente de Asuntos Públicos y Operaciones para América Latina de UPS; Susana Balbo, chair de Women 20 Argentina; Laura Albornoz Pollman, directora de la Corporación del Cobre (Codelco); Naushad Forbes, copresidente de Forbes Marshall Private Limited; y Arancha González, directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional, hablaron sobre “ideas ricas y concretas” para “pasar de la discusión a la acción”.

 

Fuente: lanacion.com

Compartir