Lanzan en Colombia el primer gimnasio cerebral

Colombia, como el resto del mundo, está experimentando un ‘boom’ del ejercicio, en el que cada vez más personas deciden apuntarse a un gimnasio. Pero no todos solo para el cuerpo, sino que acaban de lanzar el país el primero exclusivamente dedicado al cerebro.

Como dice Gabriel Roncallo, neuropsicólogo y director de la unidad de neurofitness del gimnasio Hard Body, esta metodología ofrece tantos beneficios para la salud, o más, que los centros tradicionales.

¿Cuáles son las nuevas apuestas de Hard Body?

En la cadena de gimnasios Hard Body hacemos una apuesta de innovación en salud física y mental, desarrollando nuevas aplicaciones de tecnología de punta asistidas por inteligencia artificial, neurotecnología y plataformas BCI (Brain Computer Interfase). Nuestra apuesta es ser la empresa número uno en el mundo en ofrecer un plan de entrenamiento ejecutable con una respuesta biométrica en tiempo real de las señales del cuerpo, el cerebro y los procesos mentales.

Con una experiencia de más de 30 años y mediante el estudio metódico, hemos logrado articular el ejercicio físico, la prescripción médico deportiva y nutricional (Hard Vital) y el entrenamiento cerebral Neurofitness.

¿De dónde viene la idea de implementar un centro de entrenamiento cerebral?

El propósito del programa Neurofitness de Hard Body es activar y regular los centros energéticos del cerebro, que aunados a un plan nutricional especializado y con el ejercicio físico indicado, ofrecerá la opción de mantenernos vitales y longevos, previniendo de manera integral la aparición de enfermedades físicas, mentales y emocionales. El entrenamiento es un recurso de apoyo integral para lograr las metas que nos proponemos.

¿Qué países ya vienen desarrollando esta técnica?

Las técnicas de entrenamiento cerebral nacen en Estados Unidos en la UCLA con el Neuro Biofeedback a mediados de los años 50. Posteriormente, se difunden por Europa demostrando mitigar significativamente los episodios convulsivos en pacientes con epilepsia y regulando los síntomas comportamentales en niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad.

Hoy en día, cualquier persona puede desarrollar importantes cambios a nivel orgánico y de respuesta del sistema nervioso autónomo con el entrenamiento.

Exactamente, ¿cómo funciona el entrenamiento cerebral?

El proceso de Neurofitness de Hard Body parte de un estudio de la distribución de los patrones de actividad eléctrica cerebral que se realiza “escaneando” electroencefalográficamente los sitios principales de la corteza cerebral para poder tener un estado inicial o línea basal.

A través del estudio verificamos una completa aptitud y condición estructural que nos permita acceder a la transformación de estos patrones, apoyándonos en ejercicios de respiración, postura, flexibilidad y acondicionamiento físico que desarrollan expertos entrenadores personalizados en nuestras sedes.

¿Qué técnicas se manejan?

Contamos con equipos de neurotecnología para hacer el proceso, entrenamiento cognitivo, neuro modulación, bioimpedancia, capilarometría y estudios genéticos que nos permiten transformar y generar nuevas posibilidades de conexiones a nivel celular, entrenando de esta forma las facultades cognitivas, la condición física y las respuestas emocionales de los individuos.

¿Cómo se enfoca esta ciencia en el mercado corporativo?

El mundo actual requiere de una exigencia cognitiva, física, mental y emocional muy alta. Imaginemos que contamos con un potencial enorme de conocimiento, contenidos mentales y procesos cognitivos que, a su vez, generan respuestas emocionales (lo que sería el software de nuestras vidas).

De igual manera estarían el cerebro, el sistema nervioso autónomo (SNA), sistema nervioso central y periférico (que representaría el hardware). Las técnicas de Hard Body, Hard Vital y Neurofitness tienen por objetivo potenciar este hardware cerebral y de percepción. Primero, previniendo que se deteriore con los factores de estrés que lo amenazan en el implacable mundo corporativo y segundo permitiéndole optimizar su desempeño y capacidad de rendimiento. Es decir, mayor productividad y menos desgaste.

¿Qué beneficios trae para quienes practican el entrenamiento?

Hemos encontrado que el beneficio más importante es el autoconocimiento y el aprendizaje para potenciar los recursos internos propios de cada individuo. Ayuda a la superación de objetivos desde bajar de peso, aumentar la masa muscular o tonificar el cuerpo, hasta aumentar la capacidad de rendimiento, incrementar la memoria, la atención, superar la ansiedad, la depresión, los trastornos del estado de ánimo, liberarse del estrés y mejorar el la calidad del sueño.

Todo se realiza con la asesoría y acompañamiento de especialistas en el área médica, neuropsicológica y de preparación física.

¿Cuántas sesiones y durante cuánto tiempo debe realizarse?

Recomendamos una práctica integral de dos a tres sesiones semanales dependiendo de las necesidades y objetivos que requiera cada individuo para obtener una condición adecuada y un óptimo desempeño.

 

Fuente: portafolio.co

 

Compartir