La riqueza mundial sigue creciendo

Según el informe de riqueza mundial 2018 de Credit Suisse Research Institute, la riqueza mundial ha aumentado en US$14,0 billones (4,6%) en los últimos doce meses hasta alcanzar US$317 billones a mitad de 2018.

La riqueza por adulto ha crecido 3,2%, aumentando la media mundial a un máximo histórico de US$63,100 por adulto.

Estados Unidos destacó en el informe como el país que más ha contribuido a la riqueza mundial, sumando US$6,3 billones, y aumentando su riqueza total a US$98 billones, con lo que continúa el ritmo aumentando su riqueza total y riqueza por adulto de forma ininterrumpida desde 2008.

En segundo lugar del ránking se ubica China al sumar US$2,3 billones hasta totalizar US$52 billones; y se proyecta que un aporte de US$23 billones más en los próximos cinco años elevaría su participación en la riqueza mundial del 16% de 2018 a cerca de 19% en 2023.

Los activos no financieros han continuado creciendo de forma acelerada en los últimos 12 meses y constituyen el principal motor del crecimiento global en todas las regiones, con  excepción de Norteamérica, lo que representa el 75% del aumento de la riqueza en China y Europa y el total del alza  en la India.

Los otros ganadores fueron Alemania, Francia y Reino Unido, que registraron aumentos de casi US$1 billón, e Italia y Japón, con US$500,000 millones cada uno.

Suiza (US$530,240) y Australia (US$411,060) han vuelto a encabezar la lista de la riqueza media por adulto.

Perspectivas de la riqueza

Se prevé que la riqueza mundial crezca casi un 26% en los próximos cinco años, hasta alcanzar US$399 billones en 2023.  El 32% del crecimiento es atribuible a los mercados emergentes, si bien estos representan solo el 21% de la riqueza actual.

El número de millonarios aumentará notablemente en los próximos cinco años, hasta alcanzar un nuevo máximo histórico de 55 millones.

La pirámide de la riqueza mundial

Los dos tramos superiores de la pirámide de la riqueza mundial (>US$100.000) cubren el 9,5% de la población mundial, que en conjunto poseen el 84,1% de dicha riqueza, lo que supone un descenso con respecto al 86% del año pasado.

Los dos niveles inferiores suman el 90,5% de la población mundial, que en conjunto poseen el 15,8% de la riqueza mundial, lo que corresponde a US$50,4 billones. Esto supone un aumento considerable con respecto a los US$40 billones del año pasado y viene a demostrar una tendencia hacia la reducción de la brecha de la riqueza mundial.

Mujeres y riqueza

Se estima que las mujeres reúnen hoy día aproximadamente el 40% del total de la riqueza mundial. Su porcentaje  ha aumentado de manera notable durante el siglo XX, aunque podría haberse estancado desde el año 2000.

El informe analiza las variaciones a nivel mundial, junto con las diferencias en la composición de la cartera, la aversión al riesgo y el impacto en las mujeres Millenials.

Nannette Hechler-Fayd’herbe, responsable Global de Investment Strategy & Research, destacó respecto a la perspectiva de la riqueza global para las mujeres que “si bien sigue habiendo una brecha de riqueza entre hombres y mujeres, esa brecha se ha reducido notablemente a lo largo de los años y se espera que continúe haciéndolo a medida que crezca el número de mujeres que acceden a la educación y que participan en el mercado laboral”.

Sin embargo, los retos persisten, incluso en los países con más progreso -advierte  Hechler-Fayd’herbe,-  quien considera necesario un mayor esfuerzo para garantizar que las mujeres tengan “las mismas oportunidades de construir, legar y compartir la riqueza”.

 

Fuente: americaeconomia.com

Compartir