La primera imagen verdadera de un agujero negro podría salir a la luz pronto

En el centro de nuestra galaxia Vía Láctea, cerca del límite de las constelaciones de Sagitario y Escorpio, existe un agujero negro supermasivo. Apodado Sagitario A*; esta región que se traga todo a su alrededor está a una distancia de más de 43 millones de kilómetros de nosotros y se estima que tiene un núcleo que absorbe la luz y que es 4 millones de veces la masa del sol.

Debido a su distancia “relativamente cercana” a la Tierra, una separación de “solo” 26,000 años luz, también es uno de los pocos agujeros negros que se han observado que influyen en el flujo de materia cercana.

Por primera vez, pronto podremos poseer una “imagen” de este monstruo celestial que engulle todo a su paso y del que se sabe muy poco.

“Para ser precisos, no vamos a tomar una fotografía directa del agujero negro”, dijo el astrónomo de la Universidad de Manchester Tom Muxlow. “De hecho, vamos a tomar una fotografía de su sombra. Será una imagen de su silueta deslizándose contra el brillo la radiación de este agujero ubicado en el corazón de la Vía Láctea. Esa fotografía revelará los contornos de un agujero negro por primera vez” añadió.

Un gigantesco juego de espejos

A pesar de su tamaño supermasivo, Sagitario A* está lo suficientemente lejos como para presentar un desafío enorme a cualquier telescopio, por más potente que sea.

Se requeriría algo así con una resolución más de 1.000 veces mejor que el Telescopio Espacial Hubble para empezar. Y por eso, los astrónomos decidieron crear algo más grande, mucho más grande que eso.

En 2018 los expertos sincronizaron una red global de radiotelescopios para observar el entorno y alrededores de Sagitario A*; estas hiper estructuras se combinaron para formar el llamado Event Horizon Telescope (EHT), un observatorio virtual del tamaño del planeta capaz de capturar detalles sin precedentes a grandes distancias.

“En lugar de construir un telescopio tan grande que probablemente se derrumbaría por su propio peso, combinamos ocho observatorios como las piezas de un espejo gigante”, explicó Michael Bremer, astrónomo del Instituto Internacional de Investigación de Radioastronomía (IRAM) y gerente del proyecto del Event Horizon.

El telescopio virtual es tan grande que tiene -hipotéticamente- unos 10.000 kilómetros de diámetro.

Se requiere de una serie de complejos procesos y ajustes que los astrónomos y técnicos del proyecto están realizando, y se espera que en los próximos meses esté listo para poder tomar la “fotografía” del agujero negro.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir