La primera central hidroeléctrica de eje del mundo se conecta a la red

La primera planta hidroeléctrica de eje del mundo entró en funcionamiento en Alemania. Produce electricidad limpia y al mismo tiempo protege la naturaleza más que las centrales hidroeléctricas convencionales. La turbina está escondida en un pozo en el lecho del río. Los peces pueden migrar río abajo a través de la central. El nuevo sistema fue desarrollado en la Universidad Técnica de Munich.

La turbina está oculta en un pozo en el lecho del río. Los peces pueden pasar libremente por encima de la central en su migración río abajo. El nuevo concepto de planta fue desarrollado en la Universidad Técnica de Munich (TUM).

Fuente de energía renovable, las centrales hidroeléctricas pueden contribuir en la lucha contra el cambio climático generando de forma limpia y sostenible electricidad, pero también causan problemas para el medio ambiente.

En las centrales hidroeléctricas tradicionales, el agua se desvía a una instalación donde se alojan máquinas para accionar la turbina. Esta corriente puede arrastrar a los peces hacia la turbina y las redes de la central, donde corren el riesgo de resultar heridos o muertos.

Los hábitats naturales, las rutas de migración de los peces y los paisajes de las riberas de los ríos están dañados. Por lo tanto, los estándares ambientales para las nuevas plantas son virtualmente imposibles de cumplir en Alemania y muchos otros países.

Un equipo de la Cátedra de Ingeniería Hidráulica y de Recursos Hídricos de la TUM decidió desarrollar una planta hidroeléctrica que tuviera un impacto significativamente menor en el medio ambiente.

Con este nuevo diseño de planta, no hay necesidad de desviar el curso del río. En su lugar, un eje que alberga la turbina y el generador se excava en el lecho del río.

El agua fluye en el eje, impulsa la turbina, y luego se devuelve al río. Una parte más pequeña del agua fluye sobre el eje y pasa por el embalse.

Los ingenieros han logrado controlar la corriente para que la central eléctrica pueda producir electricidad de forma eficiente.

La planta genera suficiente electricidad para aproximadamente 800 hogares y contribuye así a un suministro de energía descentralizado.

La planta de energía de eje es adecuada para diferentes tamaños de río así como diferentes alturas de caída. Dependiendo de la demanda, la electricidad puede generarse en múltiples pozos adyacentes. Se han excavado dos pozos en el Loisach, la altura de caída es de 2,5 metros.

 

Fuente: ecoinventos.com

Compartir