La pirámide más grande del mundo está debajo de una montaña en México

Mientras que la Gran Pirámide de Giza en Egipto es, con mucho, la pirámide más popular entre los turistas del mundo, no es la más grande por mucho.

La pirámide más grande del mundo está escondida debajo de una montaña en México, y le quitaría el título a cualquier otra pirámide del mundo, incluyendo a las que están en Egipto.

Se trata de la Gran Pirámide de Cholula, un antiguo templo azteca en Puebla, México, con una base cuatro veces más grande que la de Giza y casi el doble del volumen. Esta estructura gigantesca está realmente oculta debajo de capas de tierra, lo que la hace parecer más a una montaña natural que a un lugar de culto.

De hecho, se está tan bien camuflada, que el famoso explorador español Hernán Cortés la ignoró por completo, y sin querer construyó una iglesia justo encima sin darse cuenta. Para comprender cuán asombrosa es la Gran Pirámide de Cholula, debemos regresar a mucho antes de que Cortés y su ejército pusieran un símbolo del cristianismo en su cima.

Conocida como Tlachihualtepetl (que significa “montaña hecha por el hombre”), los orígenes de la pirámide son un poco misteriosos, aunque el consenso general de la comunidad científica es que fue construido alrededor del 300 a.C por muchas comunidades diferentes para honrar al antiguo dios Quetzalcoatl. Según publica la BBC, la pirámide probablemente fue construida con adobe, un tipo de ladrillo hecho de barro cocido directamente al fuego, colocada en varias capas puestas por distintas generaciones. Cada vez que se completaba una capa, un nuevo grupo de trabajadores tomaba la construcción.

Gigante oculto

La base de la Tlachihualtepetl  es de 450 por 450 metros, cuatro veces el tamaño de la Gran Pirámide de Giza. De hecho, a aproximadamente 66 metros de altura, el volumen total de la pirámide es de aproximadamente 4.45 millones de metros cúbicos, mientras que el volumen de la Gran Pirámide de Giza es de solo 2.5 millones de metros cúbicos, aunque esta última es más alta, alcanzando los 146 metros.

Los antiguos aztecas habrían usado la estructura como un lugar de culto unos 1.000 años antes de mudarse a un nuevo asentamiento más pequeño cercano.

Al ser abandonada, la vegetación empezó a crecer encima y quedó totalmente cubierta de plantas y árboles que erigieron una montaña encima.

Cuando Cortés y sus hombres llegaron a Cholula en octubre de 1519, unos 1.800 años después de la construcción de la pirámide, masacraron a unas 3.000 personas en una sola hora, el 10% de toda la población de la ciudad, y destruyeron muchas de sus estructuras religiosas.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir