La NASA cree que una de las lunas de Júpiter podría albergar vida

Grandes columnas de agua fueron captadas en Europa, una de las lunas de Júpiter, y podría ser un buen lugar de nuestro sistema solar para encontrar vida extraterrestre, explicó este lunes la NASA en un comunicado.

Este hallazgo proviene de una nueva mirada a datos anteriormente recabados, y han llevado a los científicos a confirmar que la luna Europa es un buen candidato a ser el hogar de algún organismo vivo.

Este satélite natural no parece un lugar particularmente atractivo para que prospere la vida; esta gran masa helada está a casi 800 millones de kilómetros del sol, por lo que el calor casi no llega.

Pero debajo de su corteza congelada yace un océano líquido con más agua que la que contiene la Tierra. Este océano está protegido de radiaciones dañinas provenientes del espacio, lo que convierte a Europa en una de las mejores apuestas del sistema solar para albergar vida alienígena.

Características para la vida

Europa tiene todos los elementos considerados clave para el origen de la vida: agua, energía y químicos orgánico y carbono, dijeron los científicos en un evento llamado “The Lure of Europa”, celebrado en Washington D.C. el mes pasado.

“Todos los ingredientes están ahí para hacernos pensar que Europa es el próximo lugar a donde ir”, dijo la directora científica de la NASA Ellen Stofan en el evento antes mencionado organizado por la Planetary Society, una organización sin fines de lucro encabezada por el científico y presentador de televisión Bill Nye.

La NASA cree también posible que una sonda atraviese la corteza de Europa y llegue al océano. Una misión espacial debería ser capaz de atravesar el hielo de unos pocos kilómetros de espesor, dijo en conferencia de prensa Robert Pappalardo, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. La capa de hielo variable de Europa puede ser más bien delgada en algunos lugares.

Existe un segundo sitio potencial para la vida en los lagos subterráneos de la luna. Estos se forman a partir del agua de deshielo y duran cientos de miles, o tal vez millones de años, y los científicos estiman que algunos de estos lagos contienen más agua que todos los Grandes Lagos de América del Norte.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir