La mujer que hace desde el sentir

Por: María Andreina Varela

Como bien sabemos y experimentamos, las mujeres somos bastante emocionales y eso nos ha dado hasta mala fama a la hora de tomar decisiones.

En estos últimos tiempos, la mujer ha tomado la iniciativa de empoderarse, pero ese empoderamiento ha sido un poco equívoco a la hora de accionar, pues basaron ese empoderamiento en lo que se debe hacer y pusieron a un lado el sentir. Esta posición ha generado cansancio mental, física y emocionalmente.

Desde hace 6 meses para acá, me ha sorprendido poderosamente la cantidad de mujeres cansadas de hacer, hasta el punto de no saber qué hacer. Cuando (como mujeres) llegamos a este punto, es porque necesitamos urgentemente sentir con libertad y equilibrio. Para ello quiero darte una frase que me ayuda mucho a reconocer que soy mujer y es “el hombre es la cabeza y la mujer el corazón” y estoy totalmente convencida de que esto es así.

Te lo diré justificándolo científicamente:

Estudios demuestran que los hombres presentan una gran conectividad entre las partes anterior y posterior del cerebro, así como entre las regiones de cada hemisferio, sin embargo, no tantas entre ambos hemisferios cerebrales. Esto les ayuda a la coordinación de acciones. Esto según los científicos, implicaría que los hombres han desarrollado más la capacidad de la percepción y la coordinación de acciones.

En el caso de las féminas, ocurrió todo lo contrario, siendo extraordinaria la interconexión existente entre ambos hemisferios cerebrales, lo cual es muy favorable para un mayor desarrollo de la capacidad analítica y la intuición.

Somos intuitivas, por lo que es importante desarrollar espacios para percibir, sentir y reconocernos como mujeres para poder lograr en la acción, el mayor de los éxitos.

  • Busca espacios de meditación a primera hora de la mañana y antes de dormir.
  • Toma un tiempo durante el día para solo respirar profundo e identificar lo que sientes y cambiarlo por algo positivo.
  • Escucha música instrumental que te ayude a conectar con la paz.
  • Deja de culpar a los demás por lo que ocurre en tu vida y asume la responsabilidad, siente, perdona y avanza.
  • Asume retos.
  • Sé prudente.
  • Busca herramientas para amarte y autodisciplinarte.

Da lo mejor de ti y recuerda que hagas lo que hagas, no dejes de chequear primero si te da paz.

Por Amor a ti, reconócete como mujer y AMA.

______________

María Andreina Varela
Licenciada en Comunicación Social
Facilitadora de procesos familiares
Consulta privada
Instagram @mariandrevarela
Contacto directo 63067138

Compartir