La miel, una alternativa para el desarrollo en Guatemala

Tras perder a su marido, Manuela, una mujer guatemalteca, se mudó a Pasac, una aldea en el sur del país, para emprender una nueva vida. Después de que una epidemia afectará a las plataciones de café, el producto estrella de la zona, los agricultores decidieron dedicarse a la apicultura para diversificar sus ingresos y fortalecer su producción. De esta manera, Manuela conoció un mundo maravilloso y la miel se convirtió en una “dulce esperanza”.

Manuela tenía una buena razón para soportar un duro comienzo. Su esposo murió hace un año, por lo que se mudó junto con su hija a la casa de sus padres en la aldea de Pasac, al sur de Guatemala. Allí buscó un trabajo para sacar adelante a su hija.

En los últimos años, Manuela busco empleo en los cafetales, la actividad principal en Pasac. Sin embargo, una reciente epidemia de roya ha causado grandes pérdidas económicas, forzando a los pequeños agricultores a buscar alternativas para estabilizar sus ingresos.

“La gente estaba desesperada. ¿Con qué vamos a comer? ¿Cón qué vamos a vivir?”, se preguntaban, recuerda Manuela. Dados los riesgos de depender de la agricultura para subsistir, los pequeños agricultores de la Cooperativa Nahualá decidieron dedicarse a la apicultura para diversificar sus ingresos y fortalecer su seguridad alimentaria. Es precisamente allí cuando Manuela, con ayuda del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo tomó los primeros pasos.

La Cooperativa arrancó con 50 cajas de colmenas. Las abejas no solo ayudan con los ingresos gracias a la venta de miel y otros productos derivados, sino que también impulsan la agricultura local.

“Antes cuando no existían las abejas, los cafetales no tenían muchas flores”, dice Manuela. “Pero hoy en día han ayudado bastante en la cosecha. A través de la polinización que hacen las abejitas, estamos viendo un gran resultado de nuestros cafetales y de todos los árboles que están cerca del apiario”.

Las abejas son esenciales para mejorar la seguridad alimentaria, ya que ayudan a que muchas plantas den su fruto. Es así como estos insectos se convierten en guardianes de la biodiversidad y del ecosistema.

Un mundo maravilloso

El proyecto de apicultura en Pasac es parte de una iniciativa en 12 municipalidades a lo largo de la cuenca del río Nahualate. El PNUD en Guatemala es responsable de implementar el proyecto, mientras que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) del país la ejecuta a través de la financiación del Fondo de Adaptación.

El proyecto coordina el trabajo de agricultores y organizaciones locales para apoyar la producción de miel, lo que permite impulsar las economías locales y ayudar a las comunidades locales a adaptarse al cambio climático.

La cooperativa y otros grupos locales ofrecen cursos de formación a agricultores sobre cómo cuidar a las abejas y producir miel y productos derivados, como jalea real, propóleo y polen.

Manuela guarda la esperanza de que más mujeres de su comunidad participen en el negocio de la apicultura y produzcan miel hecha solo por mujeres.

 

Fuente: Centro de Noticias de la ONU

Compartir