La banca móvil continúa creciendo en Argentina

Uno de sus atractivos que generó este alza es que se pueden realizar operaciones bancarias que hasta hace poco requerían ir a una sucursal, desde cualquier lugar.

Con cada vez más opciones para generar transacciones la banca móvil hicieron que cualquier cliente pueda llevar “su banco” en el bolsillo.

Esto llevó a que el celular haya pasado a ser el dispositivo preferido de los argentinos para acceder online a sus cuentas y tarjetas, destronando así a las PC, que siempre habían ocupado ese lugar.

“Por primera vez, los usuarios de banca móvil superaron a los de banca en línea en Argentina”, concluye un informe de la firma de tecnología bancaria VeriTran.

Según el estudio, si en 2015 sólo 1,5 millón de usuarios “iban al banco” desde celulares y tablets, en 2017 ya se contaron 5,1 millones, el año pasado pasaron a ser 7,1 millones y actualmente la cifra se elevó a 10 millones. Números que revelan un crecimiento del 96% en los últimos dos años y de casi 600% en cuatro años.

Frente a las proyecciones de población del Indec, se puede estimar que los usuarios de banca móvil ya representan el 29% de los mayores de 15 años, frente al 15% que arrojaba el mismo cálculo en 2017, y el 5% de 2015.

Los usuarios registrados en sistemas de home banking, por su parte, también marcaron otro récord y ahora son 7,9 millones, según VeriTran. Pero el crecimiento fue mucho menor: 20% en dos años y 52% en desde 2105.

Así, si el año pasado ambas opciones habían quedado casi empatadas en usuarios (ambas con algo más de 7 millones), ahora los móviles son 26% más que los fijos. Con estos números, otra conclusión es que, en sólo cinco años, la banca móvil logró reunir una cantidad de usuarios que al home banking le llevó más de dos décadas.

“La tendencia a una mayor adopción de la banca móvil sigue claramente en alza en la Argentina, al igual que toda la región”, contextualiza Marcelo Fondacaro, director de Ventas de VeriTran. E interpreta que ocurre por dos motivos: por un lado, que los clientes se vuelcan a la movilidad por su comodidad; por otro lado, que los bancos cada vez “se animan a incluir una mayor cantidad de operaciones”.

Así es que hoy, en un móvil, los clientes pueden desde recargar la SUBE y el celular hasta escanear cheques, pedir préstamos, comprar dólares, hacer plazos fijos y contratar seguros, entre otras opciones.

“Antes uno encontraba varias cosas que podían hacerse en la PC y no en el celular. Pero hoy la tecnología ha madurado y se da lo contrario, hay cosas que sólo se pueden hacer desde el móvil, como pagar en un comercio o un restaurante escaneando un código QR”, ejemplifica Fondacaro.

Las aplicaciones de banca móvil incorporaron también tecnología biométrica para agilizar el acceso.

Dice además que hoy, aunque las consultas de saldos y movimientos siguen siendo lo más usado, lo que más crece es el uso de los celulares como billeteras, tanto para pagar impuestos y servicios como para hacer recargas y transferencias a personas o a comercios. Y prevé que la expansión continúe, con el impulso de los nuevos bancos 100% digitales.

En Red Link, que gestiona sistemas de home banking y de banca móvil con más de 2 millones de usuarios en cada caso, cuentan que si en la PC la gente hace unas 84 transacciones al mes, en el móvil el promedio es de 63. Y en cajeros automáticos, de 4,8.

“Las plataformas que crecen a pasos agigantados son las móviles. Ahí, además de las consultas, las transferencias y los pagos de servicios, la operación destacada es la recarga de crédito para celulares. Los canales móviles dominan la escena y lo harán cada vez más, tanto en aplicaciones de banca móvil como en las billeteras digitales”, afirman.

Cuando la PC sigue mandando es a la hora de hacer transferencias, aunque perdió terreno. Hoy el 56,2% de estos envíos de dinero se hacen por home banking, el 31,8% por cajeros automáticos y el 12% por celulares, concluyó Clarín.

 

Fuente: NeoMundo

Compartir