La aceptación

Por: Carlos Piña Grau

La palabra aceptación es una de esas palabras que al entenderla y aplicarla, te permite iniciar los cambios para poder crecer y evolucionar con más consciencia. Aunque denota el gesto de “recibir de buen grado algo que se propone”, no siempre esa buena voluntad emerge y en su lugar aparecen el rechazo o la negación. Al no ser conscientes de la realidad, cometemos una serie de errores que nos hacen reaccionar de manera inadecuada ante las circunstancias diarias.

Vale como ejemplo que quienes son adictos a alguna sustancia como nicotina, alcohol, etc., ante la crítica tienen la tendencia a esgrimir argumentos que justifican su adicción, y generalmente reaccionan a la defensiva, incluso con una suerte de contra ataque (v. gr. señalar los defectos de quien los critica) y así evadir la realidad. Recuerdo que cuando fumaba me justificaba diciendo: “De algo voy a morir; hay personas que sin fumar, han muerto de cáncer de pulmón” o “Cuando fumo controlo mi ansiedad y no aumento de peso”.

Como todo en la vida, siempre algo ocurre que nos permite darnos cuenta de los errores cometidos; ya sea a través de sus consecuencias o de eventos de alto impacto en nuestra vida, es que tomamos consciencia de aquello que no está bien y damos el primer paso que consiste en admitir. ¡Hemos escuchado nuestra voz interior!

Esto no significa que por tener conocimiento de su existencia hemos aceptado la realidad en su totalidad. Buscamos ilustrarnos en el tema para poder determinar acciones que nos lleven a mejorar nuestra calidad de vida. Hay personas expertas en el “deber hacer” pero sin reflejarlo en su cambio, en ejemplo digno a seguir.

Algunos creen que por pensar con más claridad ya resolvieron el problema. Muchos otros se despiden de esta vida con un cúmulo de conocimientos, sin haberlos puesto en práctica.

En el segundo paso, no sólo admitimos la realidad a través de nuestro pensamiento consciente (que nos hace vivir el momento actual).

En esta etapa comprendemos que es vital aceptar lo que ocurre, más allá del pensamiento. Sentimos que la realidad está, que existe y no la podemos cambiar, es decir, la “concienciamos”.

A partir de ahí logramos crear las estrategias adecuadas, creando una realidad diferente, como hizo Martin Luther King a partir de su frase: “Yo tengo un sueño”. Él quería terminar con la discriminación racial a través de medios no violentos.

También Nelson Mandela, pionero del anti-apartheid, en una de sus frases inspiradoras expresó: “Todos pueden superar sus circunstancias y alcanzar el éxito si están dedicados y apasionados por lo que hacen”. Esto implica cierta dosis de gentileza hacia uno mismo (no juzgarnos) a lo cual contribuye la conexión con el corazón como generador de amor.

El próximo paso se relaciona con las acciones, es decir, que al actuar con un modelaje asertivo, logramos encontrar la ruta ideal para fluir con madurez ante las realidades que existen en la vida. Somos ejemplo y logramos influir en los demás de una manera inspiradora.

La aceptación es una lucha entre el ego, que nos hace reaccionar con base a lo que considera que debería ser la realidad (craso error), enfrentado al ser auténtico que nos indica lo que debe ser.

Ahora bien, ¿Es sano e inteligente aceptar la realidad? Probablemente a lo largo de la vida hemos encontrado personas que no han aceptado su realidad y sufren por ello.

Una amiga estuvo un año evadiendo que era diabética y pasó por momentos muy difíciles. Al final aceptó y enfrentó a su problema con acierto, encontró medidas efectivas para su condición y hoy vive felizmente.

Admitir, Aceptar y Actuar, reducidos al acrónimo AAA, encierra la sabiduría ante lo inevitable de la vida. Lo incorporé hace años de un facilitador de aprendizaje; ha sido muy útil en mi vida, y lo he comprobado a lo largo de más de 30 años.

Te invito a que reflexiones e inicies tu proceso saliendo de la sombra, para que puedas admitir que hay situaciones o problemas que requieren de tu análisis, para luego aceptar la realidad desde tu ser consciente y, con un compromiso auténtico, logres actuar impulsando acciones asertivas para materializar tus más sentidos anhelos y mejorar tu calidad de vida.

________________

Email:  carlospinagrau@gmail.com

Compartir