Jóvenes palestinas luchan por un premio en Silicon Valley

Cuatro estudiantes de secundaria palestinas viajarán a California esta semana para presentar su aplicación móvil sobre prevención de incendios a los líderes de Silicon Valley tras lograr un puesto en la final de un concurso entre más de 19.000 chicas adolescentes de todo el mundo.

Para estas alumnas de 11mo grado de Cisjordania, ocupada por Israel, el boleto para la World Pitch Summit supone un cambio especialmente drástico.

Proceden de familias de clase de media que valoran la educación, pero sus oportunidades han estado limitadas por el omnipresente conflicto entre israelíes y palestinos, las normas patriarcales que imperan en su tradicional sociedad y las escuelas, normalmente mal equipadas y con métodos de enseñanza obsoletos.

“Estamos emocionadas por viajar en avión por primera vez en nuestras vidas, conocer a gente nueva y ver un nuevo mundo”, dijo una de las componentes del equipo, Wasan al-Sayed, de 17 años. “Estamos emocionadas por estar en la comunidad de TI más prestigiosa del mundo, Silicon Valley, donde podemos conocer gente interesante y ver cómo funciona el nuevo mundo”.

Doce equipos clasificaron a la final del “Technovation Challenge” en San José, California, presentando aplicaciones para abordar problemas en sus comunidades. Las palestinas compiten en la categoría senior con equipos de Egipto, Estados Unidos, México, India y España por becas de hasta 15.000 dólares.

La competición, que celebra su novena edición, está organizada por Iridescent, una ONG que ofrece posibilidades a jóvenes, especialmente a chicas, de todo el mundo a través de la tecnología. El 60% de los participantes estadounidenses se matricularon en cursos adicionales de informática tras la competencia, con el 30% decantándose por esa especialidad en la universidad, muy por encima de la media nacional entre las universitarias estadounidenses, dijo el grupo. Dos tercios de los participantes internacionales muestran interés en cursos relacionados con la tecnología, añadió.

El ministro palestino de Educación, Sabri Saidam, confía en la tecnología _ además de en un nuevo énfasis en la formación profesional _ para reformar las escuelas palestinas, donde muchos estudiantes siguen memorizando conocimientos en aulas masificadas.

 

Fuente: es-us.finanzas.yahoo.com

Compartir