Inteligencia artificial: una opción contra la soledad durante la pandemia

Desde comienzos del 2020 el confinamiento se convirtió en una de las formas más efectivas de combatir la propagación del nuevo coronavirus (SARS-CoV-2). Sin embargo, esta medida trajo consigo graves consecuencias para la salud mental de las personas, especialmente potenciando la sensación de soledad.

Para aliviar esta situación la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto a expertos de la salud mental, propusieron dejar de llamar distanciamiento social a este tipo de medidas preventivas, y optar por el nombre “distanciamiento físico”.

El cambio de estas palabras se debe a que “es importante permanecer físicamente separados, pero socialmente conectados” dijo Maria Van Kerkhove, epidemióloga de enfermedades infecciosas de la OMS.

 

Muchos expertos también comenzaron a evaluar los efectos de las inteligencias artificiales (IA) mediante chatbots o bots conversacionales.

En los últimos años, el uso de los chatbots estaba dirigido principalmente a facilitar la comunicación entre las empresas y sus clientes de forma rápida, eficiente y personalizada.

Es común que se los utilice en atención al cliente, para gestionar compras y pagos o para enviar información sobre las novedades de la compañía.

Con la llegada de la pandemia, las listas de espera para acceder a las instalaciones de salud mental crecieron rápidamente, por lo muchos investigadores propusieron un “giro” en la aplicación de los chatbots, destinándolo al uso terapéutico o telesalud.

“Tenemos la suerte de poder estar conectados en línea durante este período [pandemia] y es probable que veamos continuar el aumento en la adopción de tecnología, incluso después de que se eliminen las medidas de distanciamiento”, dijo David Emm, investigador principal de seguridad en Kaspersky, una compañía internacional dedicada a la seguridad informática.

“Cuando se utilizan de forma segura, las herramientas digitales y en línea que tenemos a nuestra disposición pueden ofrecer un gran remedio para la soledad”, agregó en un informe publicado por Kaspersky, sobre la importancia de mantenernos conectados durante la pandemia para combatir la soledad.

Cómo ayuda la Inteligencia Artificial

Para dirigir el funcionamiento o “comportamiento” de las IA, los programadores utilizan algoritmos y scripts, y así logran que produzcan frases en respuesta a los mensajes de los usuarios, de forma automática.

Los programadores trabajan con escritores para determinar qué tipo de puntuación, uso de emojis e incluso juego de palabras puede usar el bot.

Así, el programador puede entrenar a una IA para que reconozca ciertas palabras claves, por ejemplo, “deprimido”, “tristeza”, “solo” o “angustia”, e interrogue al usuario mediante preguntas para conocer el origen de esas sensaciones.

Estos guiones, como se explica en una publicación de The Conversation, replican una táctica común en la terapia cognitivo-conductual: hacer preguntas. Los bots de terapia de IA alientan a las personas a desahogar sus frustraciones y luego les piden que reflexionen sobre esas experiencias o emociones.

Los expertos señalan que incluso cuando la respuesta del bot es amplia o inespecífica, las personas pueden encontrar catártico el proceso de escribir o expresar sus pensamientos.

Aún se necesitan más estudios para comprobar si los chatbots son útiles para aliviar la soledad, u otros problemas mentales como la ansiedad o depresión, aunque todo parece indicar que son efectivos.

Pueden comunicarse simultáneamente con numerosos usuarios, por lo que es una gran herramienta para las personas que buscan expresarse de forma rápida y anónima.

Es importante recordar que los chatbots no son una alternativa o reemplazo para los terapeutas o profesionales de la salud, y solo deben funcionar como un complemento frente a trastornos o problemas mentales y emocionales.

Consecuencias de la soledad sobre la salud

La soledad es un estado de aislamiento, que puede deberse a una elección propia, imposición, enfermedades contagiosas, problemas de salud mental o trastornos emocionales.

Todos en algún momento podemos experimentar episodios de soledad a corto plazo. El problema ocurre cuando estos comienzan a volverse crónicos, promoviendo la aparición de síntomas que afectan a la salud y dificultan salir de esta condición.

Existe evidencia que vincula la soledad con mayores niveles de cortisol en el cuerpo, una hormona que se produce cuando el organismo está bajo estrés, y, con el tiempo, su presencia puede favorecer ciertos problemas:

  • Abuso de sustancias.
  • Diabetes tipo 2.
  • Depresión.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Hipertensión.
  • Inflamación.
  • Mayor riesgo de suicidio.
  • Problemas de atención.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Trastornos del sueño.

Muchas investigaciones hallaron que la soledad crónica también podría tener un fuerte impacto en el funcionamiento del cerebro, limitando algunas capacidades cognitivas, como:

  • Concentración.
  • Memoria
  • Toma de decisiones o resolución de problemas.
  • También se la vinculó con un mayor riesgo de desarrollar demencia, específicamente Alzheimer.

Recuerda: la soledad no debe simplificarse a sentirse solo, si no se la controla, a la larga puede causar graves problemas físicos y emocionales.

 

Fuente: HolaDoctoor.com

Compartir