Gobierno de Ciudad de México activa medidas contra acoso a mujeres

El Gobierno de Ciudad de México implementará entre septiembre y diciembre de este año una serie de acciones inmediatas para prevenir las agresiones contra mujeres ante la oleada de violaciones y feminicidios en la capital, informaron fuentes oficiales.

Un botón de pánico en el transporte público, el fortalecimiento de espacios seguros para mujeres y futuro un banco de ADN son algunas de las medidas que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha propuesto ante un contexto de violencia extrema hacia las mujeres en todo el país.

Y especialmente en la ciudad, donde en los últimos meses se registraron varios casos de abuso por parte de policías.

El plan de soluciones inmediatas se basa en cinco ejes de acción articulados de manera que se generen espacios seguros en los que se reduzcan las posibilidades de recibir acoso y, en caso de darse, las víctimas puedan recibir asistencia rápida y eficaz.

Uno de estos ejes es el transporte público, en el que, según explicó este jueves a Efe Ingrid Gómez, vocera de la Secretaría de las Mujeres, existirá un botón de auxilio mediante una aplicación de móvil.

“También habrá un fortalecimiento de los espacios exclusivos para mujeres en el metro y el metrobús. Fortaleceremos además la estrategia de comunicación que explique que es una medida afirmativa que previene la violencia sobretodo en materia de acoso”, detalló.

Paralelamente, se otorgará mayor iluminación a las estaciones de metro y se crearán senderos luminosos en las aceras con “20.875 luminarias en diversos tramos”, puntualizó.

La aplicación para teléfonos móviles tendrá la posibilidad de ser utilizada en taxis y autobuses pero también habrá un botón de auxilio general conectado con las autoridades que se podrá utilizar en cualquier lugar y en cualquier momento.

Otro de los ejes está orientado a “rehabilitar seis nuevas agencias de ministerio público solo para mujeres y se dará formación integrales a policías y funcionarios basada en derechos humanos y perspectiva de género” y en algunos casos la atención será brindada únicamente por mujeres.

Asimismo, las denuncias se podrán hacer de manera digital y habrá colaboración con compañías como Facebook y Twitter para combatir la violencia en Internet.

Una de las medidas más ambiciosas es la creación de un banco de información genética para facilitar la identificación de agresores sexuales, para lo que se está preparando una iniciativa de ley que se va a presentar al congreso local y al federal.

Esta medida tardará más en implementarse pero es “una de las más importantes y que mayores consecuencias puede tener” de las planteadas.

Por último, el Gobierno capitalino mejorará la prevención de la violencia aumentando horarios de atención en las 16 alcaldías de la ciudad y ofrecerá una serie de campañas permanentes de concienciación.

“Consideramos que la educación es un eje transversal muy importante para hacer cambios de conducta y transformación de roles”, concretó Gómez.

En un contexto de altos niveles de inseguridad y violencia en todo el país con una impunidad por arriba del 98 % en los delitos, las mujeres son uno de los sectores de la población más vulnerables de México, donde cada día son asesinadas 10 mujeres, según cifras oficiales.

Hace tres semanas una manifestación convocada en la céntrica Glorieta de Insurgentes de la capital tuvo lugar para llamar la atención sobre los recientes casos de violaciones por parte de policías capitalinos.

Pese que en un principio la marcha fue pacífica, terminó con destrozos en una estación de transporte público y en mobiliario urbano.

Días antes, el lunes 12 de agosto, hubo otra protesta por las mismas causas en la que también hubo destrozos, aunque más leves, en la sede de la Fiscalía capitalina, lo que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, tachó de “provocación”.

Los días 10 de julio, 3 y 8 de agosto fueron reportados tres casos de violación de mujeres, una de ellas menor de edad, supuestamente por parte de agentes de policía de Ciudad de México.

Este plan de acción llega días después de que Sheinbaum iniciase una serie de reuniones con colectivos feministas que reclamaban participar de la política de Ciudad de México.

Gómez explicó que en estas mesas recogieron inquietudes de estos grupos pero aclaró que “como Gobierno había que implementar acciones inmediatas” y no podían esperar “a ver como era el diálogo con las feministas”.

“Las conversaciones van positivamente”, terminó.

 

Fuente: EFE Noticias

Compartir