Estudio afirma que campo magnético de la Tierra no se revertirá

Un equipo de investigadores encontró que es poco probable que el campo magnético de la Tierra se revierta pronto, se indicó en un estudio publicado hoy en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los resultados de la investigación salen a la luz después de especulaciones en el sentido de que los campos geomagnéticos de la Tierra están a puntos de revertirse, lo cual tiene implicaciones sustanciales, debido al debilitamiento del campo magnético en los últimos doscientos años combinado con la expansión de una zona de debilidad identificada en el campo magnético de la Tierra llamado la Anomalía del Atlántico sur que se extiende desde Chile hata Zimbabwe.

Los responsables del estudio modelaron observaciones del campo geomagnético de los dos eventos de excursión geomagnética más recientes, el Laschamps, hace cerca de 41.000 años, y el Mono Lake, hace alrededor de 34.000 años, cuando el campo estuvo a punto de revertirse pero recuperó su estructura original.

El trabajo reveló una estructura del campo comparable con el actual campo geomagnético, hace cerca de 49.000 y 46.000 años, con una estructura de intensidad similar, pero mucho más fuerte, que la Anomalía del Atlántico Sur (SAA, por sus siglas en inglés) de la actualidad.

Su momento y severidad fueron confirmados por los registros de nucleidos cosmogénicos, pero ninguno de estos campos similares a la SAA se desarrolló hasta convertirse en una excursión o en una reversión.

Richard Holme, profesor de geomagnetismo de la Universidad de Liverpool, dijo que “se ha especulado en el sentido de que estamos a punto de experimentar una reversión o una excursión polar magnética. Pero al estudiar los dos eventos de excursión más recientes demostramos que ninguno se parece a los cambios actuales en el campo geomagnético y que por lo tanto es poco probable que tal evento ocurra”.

“En cambio, nuestra investigación indica que el actual campo debilitado se recuperará sin un evento tan extremo como ese y que por lo tanto hay pocas probabilidades de reversión”, dijo Holme.

De acuerdo con los investigadores, la fuerza y la estructura del campo magnético de la Tierra ha variado en diferentes momentos de la historia geológica y, en ciertos periodos, el campo geomagnético se ha debilitado a tal grado que pudo cambiar las posiciones del norte y el sur magnéticos, aunque el norte y el sur geográficos siguieron iguales.

La llamada reversión geomagnética ocurrió hace 780.000 años. Pero las excursiones geomagnéticas, en las que el campo está cerca de revertirse pero recupera su estructura original, han ocurrido más recientemente.

El campo magnético protege a la Tierra de los vientos solares y de la perjudicial radiación cósmica. También contribuye a la navegación humana y la migración de los animales y protege los sistemas de telecomunicación satelitales.

Esto se genera en las profundidades de la Tierra en un núcleo externo fluido de hierro, níquel y otros metales, lo que genera corrientes eléctricas que a su vez producen campos magnéticos.

 

Fuente: americaeconomia.com

Compartir