Este no es el fin del mundo… Todavía

Por: Juan Eduardo Fernández

Después de ver la histeria colectiva a causa del Corona Virus, descubrí que, sin duda, ser comediante es un apostolado. Trato de no ver mucho las redes sociales, ni la TV para no perseguirme, pues, en todas partes sólo se habla de una cosa: El Corona Virus. Ahora mismo están de moda términos como Cuarentena y aislamiento social, algo que yo vengo practicando desde hace casi cuatro años.

Y es que esto son nuevos tiempos, por ejemplo, ahora está muy “in” lo del Teletrabajo, disciplina que tiene sus ventajas, como no tener que peinarte, ni bañarte y donde el pacer de quedarte en pijama todo el día está permitido. Y lo mejor: No estás baje la constante vigilancia de tu jefe, (quien espero no llegue a leer esto). Sin duda, este nuevo invento es la gloria.

Ahora bien, tengo que confesarles que en un momento me angustié muchísimo, porque vi a muchas personas que, además de tener miedo por lo del Corona Virus, estaban decididas a dejar de hacer lo que se tiene que hacer: No entrar en pánico.

Ciertamente tomar todas las previsiones sanitarias posibles es lo necesario, pero también es muy importante nunca bajar los brazos y tratar de llevar la vida lo más normal posible o como mejor se pueda. Porque como todo en la vida, EL Virus también tiene sus cosas positivas. Por ejemplo, a mí me inspiró para volver a escribir esta columna, y a realizar un vivo que sirvió de tubo de ensayo para un vlog titulado: “Este no es el fin del mundo… Todavía” que verá la luz muy pronto.

Y así como yo, son muchos los que han decido seguir, o tratar de seguir llevando tranquilidad a la población desde lo que sabe hacer.

El caso “Late Motiv”

El programa Late Motiv, producido por mis queridos colegas de El Terrat y conducido por el genio de Andreu Buenafuente, fue mudado de su enorme estudio donde recibía a una cantidad importante de personas, a un Bunker y sin público. Esto después de que se suspendieran los eventos masivos. Lo que constituye un ejemplo de adaptación, a lo que puede ser (o no) un “Nuevo orden mundial”.

Codo a codo

Otro caso emblemático fue el del cantautor Uruguayo Jorge Drexler, quien luego de suspender su concierto en Costa Rica, decidió hacer una transmisión en vivo por Instagram y estrenar su canción “Codo a Codo”, donde hace un homenaje a los kinestésicos frustrados.

Otro colega, el comediante español Oscar Saenz presentó su monologo “Home Alone”, desde la sala de su casa en Barcelona, el mismo día que Pedro Sánchez decretó la emergencia sanitaria.

Yo por mi parte, un desconocido total, tengo la idea de hacer un show online que se llame “Stand en Cuarentena” donde me presentaré a 3 personas por vez (pues el Layout de IG solo permite 4 pantallas y una es para mí) y brindaré mi humilde visión, siempre en tono de humor, acerca de lo que se nos viene.

En fin, para nadie es un secreto que este podría ser el primer virus pandémico que acabe con la humanidad, pero mientras llega mi hora, pienso seguir tratando de hacer reír a las personas. Porque como dijo el mismo Andreu: “EL VIRUS NO PODRÁ CON LA COMEDIA”.

__________________

@soyJuanette

Compartir