España prohíbe desde 2023 venta de frutas y verduras empacadas en plástico

El gobierno de España anunció que el uso de envases de plástico y de envoltorios de film o plástico estará prohibido para la venta de frutas y verduras en supermercados, tiendas de conveniencias y demás, desde el año 2023.

La normativa, anunciada por el Ministerio de Transición Ecológica de España, ordena que los establecimientos en los que se venden frutas y verduras frescas no podrán empacar los productos sino que deberán venderlos sueltos, sin el plástico innecesario que tarda cientos de años en degradarse.

Enlazando con la campaña #DesnudaLaFruta viralizada en el año 2018, España avanza en una normativa parecida a la que se aprobó en Francia, que establece que desde 2022 tampoco podrán venderse estos productos frescos en envases, al tiempo que se alinea a las recomendaciones de la Unión Europea para la reducción de los plásticos de un solo uso.

Adiós al plástico ¡por favor!

El plástico llegó a nuestras vidas el siglo pasado para hacernos la vida más fácil, pero ha provocado un daño al medio ambiente porque los polímeros derivados de petróleo como estos no son degradables y tardan hasta medio siglo en compostarse. Desde la década de 1950, cuando se popularizaron, se han producido alrededor de 8,3 mil millones de toneladas de plástico en todo el mundo.

En promedio, una persona puede dejar de liberar al medio ambiente unas 1.500 bolsas plásticas tan solo con comprar y usar una bolsa de tela, y esa es solo la punta del iceberg de la cantidad de este material que usamos a diario. A diario se usan 2 millones de bolsas en el planeta, a pesar de que en muchos países ya son ilegales.

El 73% de la basura de las playas en todo el mundo es plástico, y gran parte de estos desechos son botellas: cada minuto se compran un millón de botellas de plástico en todo el mundo.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir