Espacio cibernético versus democracia

Por: Aida Montenegro-Loughran 

Todos estamos conectados, gracias a la red, mas nadie está a cargo de sus contenidos. Luego de su rápida transformación de motor de búsqueda, conectar amigos y publicar videos de nuestras mascotas favoritas: los gatos, a una plataforma global que crea y destruye contenidos que afectan a toda la sociedad al mismo tiempo. Hoy vemos dos grandes casos en dónde las redes juegan un papel protagónico -elecciones y manifestaciones en India. En ambos casos tanto las compañías de internet como los gobiernos son responsables. Las compañías por no proveer de forma transparente su forma de operar, sus reglas y regulaciones. Adaptando sus acciones en el momento y de acuerdo con el clima de presión creado por el público y los gobiernos por no hacer el arduo trabajo de crear una forma inteligente de regular sin afectar los derechos de todos.

NUEVOS RUMBOS

Desde sus inicios en1990, cuando floreció este espacio cibernético, que lo componen todas las aplicaciones que existen en el internet, todo era bueno. Tal vez la venta de artículos para evadir impuestos era el mayor problema. Pronto aparecieron las voces de muchos, con sus deseos e incluso actividades ilícitas (pornografía infantil) grandes escándalos en las redes, convertida ya en un salón del Oeste.

Hoy, este espacio es muy similar a una gran nación, con su propio sistema de logaritmos, informaciones encrípticas, plataformas de reuniones, de compartir, de divulgar globalmente noticias e incluso su propia moneda. La pregunta ahora es ¿cómo podemos beneficiarnos de sus bondades y a la vez evitar su mal uso en una democracia?

En el caso de otras formas de gobiernos ya existen los ministerios encargados de regular y responsabilizar a los usuarios de cada contenido que produzcan, publique y compartan.

LA SEGUNDA OLA

Nos acercamos a la segunda primavera con COVID, en contraste con la primera, en la que reaccionamos ante una emergencia: espíritu de lucha, propósito compartido ante un enemigo común.

Ahora nuestra resilencia y estamina estaba basada en nuestras necesidades individuales, historia y experiencias. Ante el tedio, frustraciones y larga espera necesitamos enfocarnos en la perseverancia para seguir adelante y ver que hay esperanza, gracias a las vacunas hay luz en el túnel.

NUESTRO GRAN RETO

Ahora es mantener nuestra energía personal y familiar, aun cuando no sabemos por cuánto tiempo necesitaremos mantener este ritmo para llegar al último tramo. Ayudemos con paciencia, con un lenguaje de conciliación, agradecimiento y con la verdad. Compartamos historias de éxito, aprendamos de los demás, y volvamos al remedio infalible-la risa.
Mantener nuestra energía vital es importante y mas ahora que nunca, en estos tiempos de retos.

Feliz viernes y recordemos que tal como lo plantea Carl Jung (1875-1961) nuestra conducta es el resultado de las diferentes formas en cada uno prefiere usar sus capacidades mentales:1. tomando información -percibir- 2. organizar información y sacar conclusiones-juzgar. Al explorar a que grupo pertenecemos apreciaremos nuestras fortalezas, talentos y desarrollaremos potenciales áreas de crecimiento necesario. Además, nos ayudará a entender y apreciar cómo otras personas, posiblemente, difieren de nosotros.

 

Compartir