Es tiempo de reinventarnos

Por: Audrey León

Cuando mi hija cumplió su primer año de vida, yo decidí dejar mi trabajo como Ingeniera de Planta para dedicarme a ser mamá. Sin embargo, sabía que siendo una persona muy dedicada profesionalmente y que amaba su trabajo, iba a tener que reinventarme. Para muchos, era una locura que dejara aquella posición laboral tan reconocida, muy bien remunerada y para la cual me había preparado por varios años, pero para mi representaba afrontar un reto muy importante.

Luego, decidí aplicar mis conocimientos adquiridos en mi postgrado, Gerencia de Proyectos, en mi primer emprendimiento, monté una compañía de organización de eventos. Después de haber sido empleada por varios años, me convertí en empresaria y dividía mi tiempo entre mi rol de madre y mi empresa. Con el transcurso del tiempo mis intereses y prioridades fueron cambiando y decidí reinventarme nuevamente, primero me formé como Renacedora profesional, luego como Coach en Autoestima, Coach de Vida y finalmente Máster Coach en Autoestima.

Como Coach y terapeuta, he conocido muchas personas que no se sienten a gusto con lo que han estudiado, muchos eligieron esas carreras para complacer a sus padres, otros quisieran dejar sus trabajos y no se atreven por no perder la estabilidad económica.

Es importante señalar, que desde que los millennials se han incorporado al mercado laboral, las empresas se han visto en la necesidad de realizar cambios en su cultura corporativa para así evitar la fuga de cerebros.  Estudios relacionados con esto último, nos indican que 9 de cada 10 millennials muestran preferencia al equilibrio entre el trabajo, la vida personal y su conciencia social, no se sienten satisfechos de permanecer largos periodos de tiempo en un mismo puesto de trabajo, a diferencia de sus predecesores generacionales, los baby boomer, cuyo foco está centrado en el trabajo, haciendo énfasis en una trayectoria profesional estable, sin embargo, algunos como yo, nos salimos del molde y decidimos seguir nuestro corazón.

Por otra parte, en las sociedades occidentales, el uso de la tecnología digital y de las redes es casi inevitable en la vida cotidiana, al punto de que muchas personas utilizan sus teléfonos celulares u ordenadores para realizar muchas de las actividades cotidianas, como conocer el estado del tiempo, hacer compras, asistir a reuniones de trabajo cuyos participantes se encuentran en diferentes localidades, apoyar a sus hijos en las actividades escolares, entre muchas otras tareas.

Yo recuerdo que cuando me uní a Facebook, a principios del año 2008, mi padre me advirtió que debía tener mucho cuidado, ya que a través de las redes sociales podían invadir mi privacidad y de alguna forma hacerme daño, a los pocos meses él ya había abierto su cuenta, donde trataba de crear consciencia en el tema político. Decidió adaptarse y aprovechar esta plataforma para dar su aporte a la sociedad. Por otra parte, mis hijos no son adeptos a las redes sociales, sin embargo han tenido que abrir sus cuentas para mantenerse en contacto con sus amigos y familiares que están regados por el mundo.

Así como la tecnología avanza de una manera vertiginosa, en momentos como los que está viviendo actualmente la humanidad, donde una pandemia nos ha obligado a confinarnos por meses, a todos nos ha tocado adaptarnos y ahora reinventarnos. En el transcurso de los dos meses que llevamos de confinamiento, yo he facilitado dos seminarios, he hecho 5 Lives y en todas esas actividades he tenido participación de personas de diferentes continentes y husos horarios, eso no lo hubiese podido lograr de la forma tradicional.

No es fácil dejar que la estructura sobre la que has basado tu vida se derrumbe, sin embargo si te revisas y das con aquello que te emociona al mencionarlo, que incluso hace que sientas revolotear mariposas en tu estómago, estás dando los primeros pasos para reinventarte. Puede ser que la forma no sea la que se sienta más cómoda para ti, sin embargo, la mayoría de las veces es necesario “incomodarnos un poco para acomodarnos mejor”. Superar los miedos, dificultades y resistencias es lo que nos hace crecer y nos acerca al plan divino para nuestro éxito.

¡Es tiempo de reinventarnos, no te postergues, el momento es ahora!

Si deseas conocer más sobre este tema y/o unirte a mi próximo ciclo de webinarios, Es Tiempo de Reinventarnos, contáctame a través de mi instagram @alasdelalmaoficial

____________

Audrey León es Facilitadora de Procesos de Transformación Personal, Whole Life Coach, Renacedora profesional y Master Coach en Autoestima.

Instagram: @alasdelalmaoficial

 

Compartir