En Nueva York convierten residuos de madera en cabaña impresa

Una cabaña en el norte del estado de Nueva York fue construida gracias a una tecnología innovadora que permitió imprimirla en 3D con residuos de madera.

El proyecto capitaneado por los arquitectos Leslie Lok y Sasa Zivkovic, HANNAH fue capaz de reutilizar la madera de los fresnos dañados por una especie de escarabajo invasor para construir la Cabaña de los Cenicientos, una moderna y diminuta cabaña construida completamente con impresión 3D de madera y hormigón.

Situada en Ithaca, Nueva York, la innovadora cabaña definitivamente se destaca por su forma distintiva. El revestimiento de madera de fresno la conecta con el exuberante entorno del bosque, mientras que las formas caprichosas, paneles de madera curvados y los gruesos pilares triangulares de hormigón, crean una sensación futurista, casi de nave espacial. El de la madera de fresno se eligió específicamente para hacer uso de los fresnos dañados.

Con un túnel en la corteza de los árboles para poner huevos, el temido Agrilus planipennis del fresno es una gran amenaza para la población de fresnos de América.

A su paso, estos despiadados escarabajos dejan los árboles en todo el país tan dañados que ni siquiera pueden ser usados por los aserraderos como madera para construcción. Casi uno de cada 10 fresnos en el estado de Nueva York es destruido por estos insectos.

Pero ahora, trabajando con métodos de diseño innovadores, HANNAH ha descubierto un remedio que no puede proteger los árboles, pero permite una forma sostenible de usar los residuos de madera.

“Los fresnos infectados son una forma muy específica de ‘material de desecho’ y nuestra incapacidad para contener la plaga los ha hecho tan abundantes que podemos -y debemos- desarrollar estrategias para usarlos como un recurso natural”, dijo Sasa Zivkovic.

Para iniciar el proyecto, la empresa diseñó un proceso en dos niveles: primero, la construcción de una plataforma robótica diseñada específicamente para el procesamiento de los fresnos irregulares y un sistema separado para el uso de hormigón impreso en 3D. El primer paso fue reutilizar un brazo robótico de seis ejes encontrado en eBay para cortar tablones preformados que encajan como piezas de un rompecabezas. El robot readaptado permitió a los diseñadores trabajar con los desechos de madera, que de otra manera no tendrían ningún valor.

El segundo paso consistía en crear una base sólida y ecológica para la cabaña. Siguiendo una estrategia de procesamiento altamente innovadora, el equipo fabricó nueve segmentos de hormigón impresos en 3D que se usaron para formar la base, el suelo de la cabaña, la chimenea y los accesorios interiores.

Este método evitó la necesidad de construir un gran marco y base para la cabina. Usando la mínima cantidad de hormigón posible, los diseñadores fueron capaces de reducir la huella total del proyecto y al mismo tiempo proporcionar una base fuerte y resistente. Con la duradera base de hormigón y la forma única de madera, la cabaña muestra lo divertida y funcional que puede ser la arquitectura sostenible.

 

Fuente: ecoinventos.com

Compartir