En México se puede pagar el boleto del metro o del cine con basura

La empresa mexicana Bio Box desarrolló un novedoso proyecto y lo implementó, primeramente, en la Ciudad de México, capital del país, en donde viven más de 8 millones de personas.

Las máquinas, se empezarán a instalar en lugares estratégicos, como entradas del metro, shoppings o plazas. De esta manera, quienes lleven sus residuos reciclables podrán abonar saldo positivo a sus tarjeta de transporte público con las que podrán comprar posteriormente los boletos.

Recompensa

“Es muy simple, nos das tu basura y nosotros te recompensamos por hacerlo”, se lee en el sitio web de la compañía. Las máquinas Bio Box son de diseño mexicano, y su función primordial es la recolección de plástico y aluminio por medio de un programa de recompensas al usuario que fomente su uso.

Simplemente con depositar los envases de plástico y/o aluminio, la máquina se encarga de comprimirlos y mandarlos a reciclar, haciendo de ese proceso algo práctico, sencillo y, sobre todo, una acción que premia la conciencia social y ecológica. Bio Box pretende generar una cultura de reciclaje mucho más práctica, atractiva y de fácil acceso e interacción, y además hacer de ello un negocio bastante lucrativo.

En el mediano plazo, más alianzas estratégicas podrían unirse al proyecto para agregar más formas de recompensa a los usuarios de estos aparatos tipo reverse vending machine (máquina expendedora a la inversa), es decir, en lugar de depositar dinero para obtener algún producto, a la máquina Bio Box hay que depositarle el producto (que convenientemente es basura), para obtener recompensas a cambio del mismo.

 

Fuente: LaRed21

Compartir