En Dinamarca experimentan con música, teatro y ejercicios para combatir la depresión

Unas 300 millones de personas en todo el mundo padecen de depresión clínica, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS): es la principal causa de discapacidad en todo el mundo y le cuesta a la economía más de 1.000 millones de dólares por año pero menos de la mitad de los afectados reciben algún tipo de tratamiento.

Ante este escenario, Dinamarca está tratando de abordar la depresión desde un enfoque distinto al tradicional. En las terapias a estas personas se les alienta a participar en actividades culturales como música, teatro y ejercicios a las cuales se les ha puesto el nombre de Kulturvitaminer, o “vitaminas culturales” en el programa.

Además de evitar las drogas y sus efectos secundarios, Kulturvitaminer no requiere la participación directa del personal clínico, pero puede ser administrado por otras personas debidamente capacitadas. Se trata de reunir a las personas en pequeños grupos para experimentar todo, desde conciertos hasta coros comunitario.

En la ciudad de Aalborg, donde los coros son una gran parte del programa, también tienen un acuerdo con la orquesta sinfónica local para que los grupos asistan a ensayos y conciertos. Diversos estudios científicos dicen que escuchar música reduce el estrés y la ansiedad, los cuales están asociados con la depresión.

Los participantes también visitan galerías de arte y museos y participan en actividades creativas que han demostrado ser de gran ayuda para la mejora física y mental. El programa también incluye sesiones de lectura de cuentos y caminatas junto al mar.

Notorias mejoras

Los participantes del programa han descrito cómo las actividades culturales y artísticas se han vuelto factores importantes que los ayuda a su recuperación. Dicen que estar con otras personas que comparten situaciones similares e intercambiar experiencias también les ha sido beneficioso.

Los partidarios del proyecto, como Mads Duedahl, concejal de la administración de Salud y Cultura de Aalborg dicen que el plan Kulturvitaminer es una forma rentable de ayudar a las personas con depresión. Considera valioso que que la cultura conecte a las personas y abra puertas a nuevas ideas, que pueden crear un deseo renovado por la vida.

El programa también a ayudado a los pacientes a regresar a sus trabajos y retomar su estabilidad económica.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir