El mundo en números

Por: Aida Montenegro-Loughran

Vivimos en un mundo de números, cada día representa un número: hoy es el día 76 de la pandemia. Nosotros también como individuos estamos representados por números, nuestra edad, es un número que en algunos casos nos ata a una idea con la que no estamos completamente de acuerdo.

También, nuestra identidad se representa por un número, todos hemos experimentado lo importante que es tener un número de identidad cuando necesitamos realizar un trámite. Sin olvidarnos por supuesto del necesario pin.

EL NÚMERO R

En el que hemos estado enfocados en estas últimas semanas y que mide con que capacidad o efectividad una enfermedad contagiosa se transmite, es decir, el número de personas a las que una persona contagiada puede transmitir el virus. Para llevarnos al numero diario de muertes y contagios que representa también otro número, con el que juzgamos como estamos en contra de otro número COVID 19.

NUESTRO NÚMERO 3

Ante tantos números y ante su perfección tenemos nuestro perfecto número 3, tres acciones que nos ayudan a sobrellevar este momento en que los números nos abruman.

Número 1, mantengamos una actitud positiva y solidaria con todos los que están a nuestro alrededor. Antes de pasar informaciones sobre una catástrofe más que ha salido publicada en nuestras redes sociales o en nuestros muros investiguemos su veracidad y fuentes fiables.

Numero 2, cuidemos nuestra alimentación y realicemos una actividad física diaria, caminar en la casa, el patio y evitar estar sentado todo el día ante nuestras pantallas.

Número 3, estar agradecidos por todo lo que aún podemos edificar con el tiempo que tenemos en nuestras manos y la oportunidad que cada día ofrece para realizar una buena acción.

NÚMEROS CONSTANTES

Como el de Arquímedes o PI, llave en cualquier ecuación que incluya circunferencias o movimientos armónicos y una de las relaciones más esenciales en las matemáticas, nosotros también debemos encontrar en estos números actuales un balance que nos permita afrontar los cambios necesarios en nuestro sistema de valores. Para que la ley de oferta y demanda no dejen a bebes sin padres en hoteles y sobre todo donde sofocar a una persona por parte de la policía no debe formar parte de un número más en la larga lista de muertes injustas por la indiferencia nuestra.

Feliz viernes y a dar vida a los números que nos motivan a seguir la luz maravillosa de cada nuevo amanecer.

Compartir