Diseñan primera planta de combustible de aviación renovable en Europa

Norsk e-Fuel está diseñando en Herøya, la primera planta comercial de Europa para la producción de combustible de aviación renovable.

El hidrógeno verde alza el vuelo gracias a Norsk e-Fuel, un nuevo consorcio industrial creado con el objetivo de reducir la carga climática de la aviación.

El grupo anunció la construcción en Herøya, en Noruega, de la primera planta comercial de Europa para la producción de combustible de aviación “renovable”, característica que está garantizada por las materias primas usadas: hidrógeno, generado a partir de agua y energía limpia, y CO2 capturado directamente de la atmósfera.

La instalación entrará en funcionamiento en 2023 con una capacidad de producción de 10 millones de litros de combustible de aviación al año. Pero la intención de Norsk e-Fuel es triplicar este número en sólo tres años, para alcanzar hasta 100 millones de litros por año en 2026. El proyecto ha reunido las habilidades y conocimientos de 4 realidades diferentes, incluyendo Climeworks, una empresa activa en el campo de la captura y reutilización de CO2, y Norsk Vind, el mayor promotor privado de energía eólica de Noruega.

En la actualidad, el transporte europeo sigue dependiendo en gran medida de los combustibles fósiles. La propulsión eléctrica se está arraigando gradualmente, pero para algunos sectores, como la industria de la aviación, la electrificación no es una opción viable a corto plazo.

Apostar por el combustible renovable para aviones podría ser una buena estrategia de transición. Según los cálculos del consorcio, la planta de Herøya ya podría ahorrar 250.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

¿Cómo se produce el combustible de aviación renovable?

Usando un proceso de co-electrolisis de un paso, la tecnología Power-to-Liquid (PtL) rompe las moléculas de agua y añade CO2 atmosférico al hidrógeno así producido para obtener gas de síntesis. La mezcla se transforma y refina en combustible de aviación certificado. Y el producto final puede ser utilizado directamente en la infraestructura y las aeronaves existentes.

La instalación se construirá en el Parque Industrial de Herøya, pero el consorcio ya ha identificado otros lugares para reproducir el proyecto.

 

Fuente: ecoinventos.com

Compartir